Diálogo en incompletud

Me digeron un día que si cada persona sobre la faz de la tierra eligiera a otra y procurará con todas sus fuerzas y acciones hacerla feliz, las cosas mundanas fluirian exorbitantemente mejor. Yo a pura lengua atolondrada solo atiné a explicarle, que esa sensación es autoindusida, que uno puede teatralizar sentimientos pero la vivencia es por votus propio. Es una carrera que juegan el yo quiero y se acabó; nadie más tiene vela en ese decreto. No caben personajes e incluso puede ser  escondida. Una difícil determinación por cierto, trabajosa, andas por todos lados usmeando para asignar la razón de tu vida.

Yo estaba segura que uno es conductor de su propio colectivo. Porque lavarse el cuerpo con aguas usadas? Descrei siempre de las fórmulas  matemáticas aplicadas en otras areas. A estas alturas ya nos parimos a nosotros mismos y sabemos a dónde queremos arribar y si demoramos un poco más olvidando ser felices; estáremos definitivamente destinados a fracasar.

Para mi querida, le dige, la felicidad nos la generamos a nosotros mismos no solo cuando logramos nuestros objetivos sino en la espera, porque ya es una bendición despertar y en el desarrollo porque las fuerzas están en nuestro centro; solo que debemos poner mas voluntad y escabar y escabar hasta acomodar los permisos y permitidos.  

Yo no puedo hacerlo feliz. El lo será por eleccion terminante y firme le vocifere. Discúlpeme pero bastante trabajoso me resulta hacerme feliz a mi misma! Usted cree que podré con dos?

Al fin y al cabo las canas que iluminan mi cabello no son ni más ni menos que los rastros de la desatención a la virtud propia del ser humano. Y nadie deja concientemente que sus sueños sean abordados por indeseosos frustrados...

Su respuesta fue vacía ,solo derramó su ira en un gesto ofuscado y me crusifico.

Era mi suegra querida! Ella no callo aun en la cuenta que me quede criando y amando a su malcriado y desamorado hijo varón!!

 

Comentar