OBRAS DE MISERICORDIA DE ESTUDIANTES BURLONES

 

En mis tiempos de estudiante había una materia llamada Religión y se estudiaba con el Catecismo del padre Gaspar Astete que se debía aprender de memoria. En esa época, como en todos los tiempos y ahora, siempre hay estudiantes que toman las cosas en broma y arman burla hasta de lo más sagrado como los símbolos patrios y las enseñanzas de la religión. Y para no culpar inocentes quiero decirles que uno de esos burlones era yo.

Todos pasamos por  edades de tomar a la ligera hasta las cosas más serias y mi generación y yo, no fuimos la excepción. Con el librito del catecismo en mano y en grupo, para no hacer aburrido el aprendizaje, recitábamos las obras de misericordia: las siete corporales y las siete espirituales que pueden ver en el encabezamiento de este artículo y que aquí les reproduzco, con mucho gusto para mi fanaticada, como decía Diomedes:

Obras de misericordia corporales:

 

  • Dar de comer al hambriento
  • Dar de beber al sediento
  • Dar posada al peregrino
  • Vestir al desnudo
  • Visitar a los enfermos
  • Visitar a los presos
  • Enterrar a los difuntos

 

Y a continuación las espirituales:

  • Enseñar al que no sabe
  • Dar buen consejo a quien lo necesita
  • Corregir al que se equivoca
  • Perdonar las ofensas
  • Consolar al triste
  • Sufrir con paciencia los defectos del prójimo
  • Rezar por los vivos y los muertos.

Nosotros hacíamos un revuelto de todos los demonios y armábamos las obras de misericordia de la siguiente manera…. Por ejemplo:

  • Dar posada a los muertos
  • Dar de comer a los presos
  • Vestir a los defectos del prójimo
  • Dar consejos a los tristes
  • Perdonar al que no sabe
  • Enseñar al triste
  • Perdonar las ofensas del sediento
  • Dar posada al hambriento
  • Sufrir con paciencia a los difuntos

Y así hacíamos con la historia patria y, en general con la Historia Sagrada que era materia obligatoria en esos años de los sesentas.

Comentar