El verbo poner

No sé si la costumbre, moda o como se quiera llamar es exclusiva de Colombia en los tiempos actuales, o es un fenómeno lingüístico de toda el área hispano parlante. Alguien, con alguna autoridad o influencia, decidió que el verbo poner estaba mandado a recoger y adoptó el verbo colocar en todas las circunstancias en que poner debe utilizarse.

Como escuchaba por todas partes colóqueme esto en ese sitio, coloque el CD, coloqué un negocio en tal parte, etc. decidí acudir al diccionario de la RAE para salir de dudas; pensé que el equivocado era yo y algo en el habla de mis coterráneos no me sonaba en forma adecuada.

Entonces me puse (no me coloqué) a buscar los usos que sugiere (no ordena porque, al fin y al cabo cada cual habla como le venga en gana) el diccionario de la Real Academia Española y todas las academias de la Lengua Española y esto fue lo que encontré. Me tomé el atrevimiento de poner algunos ejemplos y de quitar algunas abreviaturas para dar agilidad a la lectura. Los interesados en el tema pueden consultar el DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA de la REAL ACADEMIA ESPAÑOLA.

Como pueden comprobar (leyendo lo que dicen los académicos) el ahora despreciado verbo poner tiene un historial de uso bastante rico, mientras que colocar es como una simple posibilidad que bien puede remplazarse con el anterior. No soy quien para pontificar pero una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa y no entiendo porqué un verbo tan amplio en significaciones y connotaciones deba reemplazarse por el simple hecho de que se puso de moda colocar; “amanecerá y veremos, dijo el ciego”. Y son los medios masivos de comunicación los responsables directos de la proliferación de los vicios lingüísticos; por curiosidad escuchen la radio o miren un noticiero de la TV y pongan  mucho cuidado a los locutores y presentadores; cuando llega la hora de ubicar el verbo correspondiente,  no dudan un momento en acomodar en la frase el tan manido colocar, que en tan mala hora incursionó en las mentes de los hablantes de la lengua de Cervantes.

A pesar de que “la moda no incomoda”, espero que esta tendencia a la ultracorrección lingüística (tratar de hablar mejor que la Academia) no prospere y se conserven las normas esenciales que hacen a nuestra lengua tan especial y rica en matices; valga como ejemplo este verbo que el habla popular quiere quitar de en medio por el uso. 

poner. (Del lat. ponĕre).

  • tr. Colocar en un sitio o lugar a alguien o algo. Poner las cosas en su sitio.
  • Situar a alguien o algo en el lugar adecuado. Póngase en la fila.
  • Disponer algo para un cierto fin. Poner la mesa.
  • Contar o determinar. De Bogotá a Cali ponen 450 km
  • suponer (conjeturar). Pongamos que esto sucedió así.
  • Apostar una cantidad. Pongo el doble
  • Reducir, estrechar o precisar a alguien a que ejecute algo contra su voluntad. Poner en un aprieto.
  • Dejar algo a la resolución, arbitrio o disposición de otro. Yo lo pongo en ti.
  • Escribir algo en el papel. Pongo mis opiniones.
  • Hacer uso de ciertos medios de comunicación. Poner una conferencia, un email, un fax.
  • Dicho de un ave u otro animal ovíparo: las aves ponen huevos.
  • Dedicar a alguien a un empleo u oficio. Se puso a trabajar.
  • Establecer, instalar. Puso un negocio.
  • Representar una obra de teatro o proyectar una película en el cine o en la televisión. Pusieron Shakespeare en el Teatro Colón
  • En el juego, arriesgar una cantidad de dinero. || 16.
  • Aplicar.
  • Hacer la operación necesaria para que algo funcione. Poner la radio.
  • Aplicar un nombre, un mote, etc., a una persona, un animal o una cosa. Le pusieron “matasiete”
  • Contribuir o colaborar con algo en una empresa o actividad. Él pondrá el dinero y yo el trabajo.
  • Prestar apoyo a una persona o a una causa. Se puso de mi parte.
  • Exponer algo a la acción de un agente determinado. Lo puso al sol.
  • Exponer a alguien a algo desagradable o malo. Le puse a un peligro, a un desaire.
  • Escotar
  • Añadir algo.
  • Decir por escrito. ¿Qué pone este papel? U. t. c. impers. ¿Qué pone aquí?
  • Dicho de un jugador: En algunos juegos de naipes, tener la obligación de meter en el fondo una cantidad. Ponga cinco
  • Tratar bien o mal a alguien de palabra u obra. Le puso de oro y azul. ¡Cómo se pusieron!
  • Ejercer una determinada acción. Poner en duda, dudar; poner en disputa, disputar.
  • Valerse para un fin determinado. Poner por intercesor, por medianero.
  • Causar lo significado por el nombre que sigue. Poner paz.
  • Establecer, imponer o mandar. Poner ley, contribución.
  • Tratar a alguien de un modo determinado. Poner a alguien de ladrón.
  • Hacer adquirir a alguien una condición o estado. Poner colorado. Poner de mal humor. Ponerse pálido.
  • Oponerse a alguien, hacerle frente o reñir con él. Lo puse de patas en la calle
  • Vestirse o ataviarse. Ponte bien, que es día de fiesta.
  • Llenarse (mancharse, ensuciarse). Ponerse de lodo, de tinta.
  • Compararse, competir con alguien. Me pongo con el más pintado.
  • Dicho de un astro: Ocultarse en el horizonte. A las siete se puso el sol
  • Llegar a un lugar determinado. Se puso en Medellín en dos horas.
  • Atender una llamada telefónica. Póngase al teléfono
  • Comenzar a ejecutar una determinada acción. Ponerse a escribir, a estudiar.
  • Introduciendo discurso directo, decir (manifestar con palabras). Tu padre se puso «eso es verdad».
  • Dedicarse a algo o, especialmente, comenzar a hacerlo. Se pone con los juguetes y se olvida de todo. A eso de las nueve, me pongo con la cena.
  • Alcanzar la cantidad de una cifra y, en especial, el importe de algo. El piso se puso en 20 millones.

Comentar