Las malditas tildes (2da parte)

Ir a: Las malditas tildes (Primera Parte)

En nuestra lengua existen algunas palabras que a veces llevan tilde y a veces no. ¿Por qué? Depende de la categoría gramatical. La mayoría de estas palabras son monosílabas, es decir de una sola sílaba. Casi nunca se pone tilde a las monosílabas: sol, sal, pan, luz, pez, mes, tez, dos, tres. Pero también encontramos otras palabras que a veces llevan la rayita y a veces no, en forma concreta:

Tilde diacrítica: es aquella que permite distinguir palabras idénticas pero con diferente categoría gramatical, veamos cuando se pone la rayita y cuando no:

1.       En monosílabos:

a)      el/él:

  • el: artículo masculino: el perro, el niño, el poeta.
  • él pronombre personal de tercera persona del singular: él juega, él canta, él escribe, él baila.

b)      tu/tú:

  • tu: posesivo, indica posesión o pertenencia: tu casa, tu novia, tu padre.
  • Tú: pronombre personal de segunda persona del singular: tú estudias, tú lees, tú dormiste.

c)       mi/mí:

  • mi: posesivo: mi amor, mi colegio, mi libro.
  • Mí: pronombre personal: ¿Tienes algo para mí?
  • mí: sustantivo: nota musical (mi bemol, sonata en mi)

d)      te/té:

  • té: bebida aromática o medicinal: un té de hierbas, los ingleses toman té.
  • te: pronombre personal: te traje un regalo, no te quiero para nada, te amo.

e)      mas/más:

  • mas: conjunción adversativa: quise estudiar Ingeniería, mas no fue posible.
  • más: adverbio: él es más alto, los gatos son más agiles que las tortugas, obtuvo la más alta calificación…

f)       si/sí:

  • si: conjunción: si cumples con tus deberes te doy el premio
  • si: nota musical: el músico se equivocó en el si
  • sí: adverbio  de afirmación: sí lo hizo
  • sí: pronombre personal: sólo cree en sí mismo

g)      de/dé

  • de: preposición: viene de muy lejos; vestida de novia…
  • dé: del verbo dar: no dé limosna a los mendigos

h)      se/sé:

  • se: pronombre personal: se cayó en la calle.
  • sé: del verbo saber: Yo sé lo que hiciste.
  • Se: esta palabrita tiene más complicaciones de las que ustedes  suponen, de manera que la guardo para un artículo particular sobre ella.

i)        o/ó :

  • esta conjunción disyuntiva por lo general no lleva tilde, sólo se le pone cuando va colocada entre dos cifras numéricas para evitar confusiones. Veamos los ejemplos: Blanco o negro, arriba o abajo, sales o entras… no hay lugar a confusiones.
  • Cuando escribimos cantidades que deben ser ligadas por la conjunción o, se debe poner la tilde 35 o 36, puede generar duda si es 35036 entonces, la forma correcta es 35 ó 36; 3 ó 4, 1500 ó 1600

2.       En los demostrativos:

Los adjetivos demostrativos este ese aquel, pueden llevar tilde cuando actúan con la función gramatical de pronombres; se cumple en femenino y en masculino, en singular y en plural:

a)      este/éste

  • este: sustantivo: punto cardinal (oriente)
  • este: demostrativo: este niño es muy formal
  • éste: pronombre: éste señor es un ladrón, éste mueble no está donde debe estar, ésta señora es bondadosa.

b)      ese/ése

  • ese: letra del alfabeto
  • ese: demostrativo: ese loro no habla
  • ése: pronombre: ése que salió corriendo, ésa que canta y que baila.

c)       aquel/aquel

  • aquél: pronombre: aquél que esté libre de pecado que tire la primera piedra, aquélla que sea culpable que levante la mano.·         aquel: demostrativo: aquel día cuando nos conocimos

3.       En interrogativos y exclamativos:

Cuando aparecen en oraciones interrogativas las siguientes palabras deben llevar la tilde diacrítica: ¿adónde, cómo, cuál cuán, cuándo, cuánto, dónde qué, quién? En igual forma la llevan en las oraciones exclamativas:

  • ¿Adónde se fueron?, ¡Dónde pusieron las llaves!
  • ¿Cómo pasó esta desgracia?, ¡Cómo que no lo hizo!
  • ¿Cuál es el tuyo? ¡Cuál inocente!
  • ¿Cuándo llegaste? Y así sucesivamente con las otras palabras.

4.       Otros casos de tilde diacrítica:

  • Solo/sólo:

a)      solo: sin compañía, en soledad. Me siento muy solo sin ti.

b)      sólo: adverbio, se usa en el sentido de único, únicamente: Te doy el permiso sólo si primero haces la tarea.

  • Aun/aún:

a)      aún, lleva tilde cuando se quiere significar todavía: la noche aún es joven.

b)      aun: no lleva tilde cuando tiene la equivalencia de hasta también, incluso: Aun los sordos escucharán; aun cuando me rogara, le diría que no.

5.       Acentuación de palabras compuestas:

En las palabras compuestas se respeta la norma de la tilde, si la llevaban la conservan y si no, no se les pone:

Ejemplos: penúltimo, buscapiés, tajalápiz, mediodía…

6.       Acentuación de letras mayúsculas.

Los amigos publicistas, en algún momento, decidieron que las reglas ortográficas relacionadas con las tildes no regían para las palabras escritas con mayúsculas; no hay ninguna disposición de la RAE que diga esto, de manera que todos los términos de la lengua española escritos en letras mayúsculas deberán llevar tilde si así lo requieran: LÁPIZ, ÁNGEL, BOGOTÁ, Etc.

Comentar