Dormida entre la nostalgia

Aun recuerdo cuando
en la obscuridad de la habitación
la complicidad nos llamaba,
nos incitaba a aprovecharla
mientras un rayo de luz de luna nos cobijaba.

Embriágame con tus besos,
toma mi alma mientras susurras mi nombre,
átame a tu cuerpo
y corrómpelo con tus caricias.

Dame a beber tus mentiras
y déjame alucinar con la felicidad
que siento al hacerlo.
Déjame ver el cielo y el infierno
en tus dulces ojos carmín,
sonríe triunfante
al ver mi cuerpo desnudo deseando más.
Enséñame el torbellino dentro de tu ser
al rozar mi piel,
muéstrame tu alma entre jadeos.

Dame tu falso amor,
envuélveme en tu manto de lujuria
y destruye mi inocencia.
Déjame dormir entre tus brazos
con mi cabeza sobre tu regazo,
déjame sentir la falsa felicidad
inundarme creando mi propia fantasía,
déjame rozar tus labios con mis dedos
y saber que estas aquí,
solo en mis recuerdos.

Déjame amarte solo una noche,
solo una noche más....

Comentar