Identificarse Registrar

Identificarse

 

En la Iglesia Católica existen siete sacramentos que nombro para los desmemoriados y para los lectores no creyentes o pertenecientes a otras religiones:

  1. Bautismo
  2. Confirmación
  3. Penitencia
  4. Comunión
  5. Matrimonio
  6. Ordenación sacerdotal
  7. Extremaunción

Para tres de estos se requiere tener padrinos, por lo general parejas de casados, pero también un hombre y una mujer que se comprometen a ser los segundos padres de sus ahijados, eso significa ser padrino. Son requisito en Bautismo, Confirmación y Matrimonio. Y esto ha dado para muchos comentarios, memes y chistes.

Hasta mediados del siglo XX los padres de uno escogían los padrinos de uno para bautismo y confirmación entre las personas pudientes del pueblo, por no decir los ricos, o entre los familiares con mejor posición económica. Para el matrimonio uno hacía lo mismo, que tuvieran dinero para respaldar al ahijado, todo eso era una utopía porque rara vez uno recibía regalos de los susodichos padrinos, eso era antes que, d vez en cuando por el cumpleaños o por navidad llegaba algo en dinero o en especie. En estos tiempos los padrinos desaparecen terminada la ceremonia.

Para no echar culpas a otras personas, yo mismo serví de padrino del bautizo en varias ocasiones, ya ni recuerdo el nombre de los compadres y menos de los niños. Ocasionalmente en alguno de los pueblos donde viví un hombre me saluda ¡Hola compadre! Y yo le respondo ¡Qué milagro de vernos, compadre!, y ni idea de quien demonios se trata.

Con los padrinos y madrinas del matrimonio la cosa cambia; por lo general son compañeros de trabajo y de farra, de manera que uno tiene disculpa los fines de semana para salir con el compadre; y la señora de uno para irse de compras con la comadre. En fin, sacramentos vemos, compadres no sabemos.

Edgar Tarazona Angel

Por favor comparta este artículo:
Pin It

Bienvenido a la comunidad de escritores, poetas y artistas del mundo.

 

Aquí podrá darse a conocer, conocer a otros, leer, disfrutar, compartir, aprender, educarse, educar, soñar y vivir el mundo de fantasía que hay en todo artista.

 

¿Quién sabe? ¡A lo mejor también es uno!

Están en línea

Hay 165 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver