Identificarse Registrar

Identificarse

Y mientras atraviesa a las nubes creando esa extraña aureola que las divide, se ve como va dejando la estela de luz en su camino, como el cielo mismo se transforma en el perfecto escenario para que él, sin mediar con las consecuencias, cumpla, al menos, una parte de su sueño. El puro celeste… la inocente blancura de esas suaves esponjas de firmamento… el triste movimiento y la espesa responsabilidad de los objetos que se quiebran… su amor por cada uno de los culpables de que su sueño empiece a dejar de ser la mera fantasía de su alma.

Debajo del bello acto de, tal vez, piedad se puede ver como, sin dejar de pertenecer a la terquedad de la tierra, los demás, los tristes habitantes de ese paisaje, lo miran, en parte asombrado, atravesar cada una de las barreras invisibles del cielo. En algunas mentes, las más confundidas, se sucede el pensamiento, en realidad, el anhelo de la supuesta promesa de libertad inconclusa. Aunque, si se observa con cierta imparcialidad, se puede ver como son pocas esas mentes, la mayoría ni siquiera ve como el cielo sufre cada uno de esos pequeños rasguños, no quieren saber, en verdad, que alguien este haciendo cualquier tipo de sacrificio por ellos, prefieren mantenerse en la soledad de su anonimato con respecto al dueño de ese cielo y de ese deseo.

Así es como su acrobacia se inunda de ese aire espeso que se adueña de las mentes que solo quieren ignorar la verdad…

Los árboles, solo siendo espectadores del acto, se relamen en la pereza de saber que, al menos por lo que dure esa escena, ellos iban a poder descansar de los constantes ataques de las mentes que, en realidad, poseen la mayor confusión… de igual manera se manejan el resto de los personajes secundarios de la tierra como lugar y no como esquema… es que, en un punto de nuestras almas (tal vez el mas desconocido), brilla, cada vez con mas fuerza, el deseo de saber la verdad de nuestros propios dueños… esos que, procurándose el perfecto lugar en la tierra, nos hunden conformándonos con los anhelos de libertad… así nos cubren por completo la conciencia… hasta que el cielo mismo, esa hermosa unidad de pureza, sacrifica una parte por nosotros y nos muestra que, en algún punto de esas nubes, se encuentra el verdadero hogar para nuestras almas…

Por favor comparta este artículo:
Pin It

Bienvenido a la comunidad de escritores, poetas y artistas del mundo.

 

Aquí podrá darse a conocer, conocer a otros, leer, disfrutar, compartir, aprender, educarse, educar, soñar y vivir el mundo de fantasía que hay en todo artista.

 

¿Quién sabe? ¡A lo mejor también es uno!

Están en línea

Hay 376 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver