Identificarse Registrar

Identificarse

No les miento. Les repito que les digo la verdad. Si;    esta es la verdad.    me sucedio,    aun siento el frio  impregnado   en mi cuerpo.   Solo tengo un  momento   para contarles, siento su presencia,   me esta buscando. Hara lo imposible para acabar con su unico testigo. Ya viene por mi.   Lo huelo en el aire,   Probablemente nunca este frente a ustedes para decirles esto.  Todos piensan que  el  virus  inicio  por las ratas pestilentes, que inundan la ciudad de eurasia. En realidad su origen viene de otro lugar, nadie lo sabe,  nadie lo ve,  solo yo lo pude ver.   Era el dia jueves, no se cuanto tiempo ha pasado desde entonces,   mi mente alucina por momentos,   aun me acuerdo,    sali en la mañana a ver si encontraba algo de comida para mi crio y mi esposa.    Ellos estan muy mal,  no se si puedan recuperarse, casi no pude encontrar nada.   Los lugares  donde llegue  abandonados,    o con algunos muertos alimentando las ratas  que no paran de reproducirse.  ya en la tarde cuando regresé,  lo note.    la niebla oscura rodeaba el lugar,  el frio penetra el cuerpo como hielo,   cada paso crujía en el suelo reseco   y gris.   Y el olor a muerte esta en el  aire,    cubierto por una niebla  blanca,   que desciende cada vez mas.   Toda esta peste viene  del ente.  El las domina, las tiene infectadas, Bajo su mando. nadie lo nota,  y esta acompañado de las ratas,    ese espectro maldito,   que su aliento y energia oscura ,     es acabar con la vida. Terminara con todos,  lo conoci en mi desdicha,   despues de mirar en el cuarto del crio. Infectado, igual que mi esposa, entre-abri la puerta de madera de la choza, mientras el muchacho convulsionando de   fiebre,  por esas ampollas hemorrágicas en su piel con aspecto necrótico Ahi estaba él, encima,  tocándole el rostro como una estela de humo con forma de demonio , robándole su ultimo hálito de existencia.   ¡pa dios que es asi!.   yo lo vi!. Mi muchacho, mi pobre muchacho. Solo tenia doce,  su anhelo siempre fue  tocar  la flauta,  siempre pidiendo una.    Mi pobre muchacho. Las pocas personas que hay,  aun   no saben que estan muertas, igual que yo!.   Acabara con todos, Solo quedara él.   con sus ratas y  oscuridad nauseabunda y mortal.   Si pudieras ver las calles como yo.  Mi pobre muchacho, No recuerdo que año es, creo que 1347.  Las calles son caminos con alfombra de muertos por doquier, los cadaveres son apilados para quemarlos, son tirados a rios y lagos, abandonados fuera de las casas, donde llegan las aves carroñeras y las ratas a devorar los cuerpos,  algunas parecen perros. No creo que nadie lea esto.  disculpen.    si no escribo, Estare enterrando una daga en mi corazon,   Hace dias no hablo con nadie. Solo encontre este pedazo de papel viejo,   y una pluma que robe de un anciano agonizante,   que solo temblaba de dolor,   y su mirada era fija y vidriosa,   Con los  brazos engarrotados del frio mortal.   Esperando el ultimo corte de la hoz.  esto fue antes de llegar a la choza, era para mi crio.   El ya no la necesita, La sangre de mis ampollas,   servira de tinta. Ya esta cerca,    siento el frio mortal que me cobija y abraza,    en su manto infinito de misterio y dolor eterno. Ahi esta caronte,    ya no tengo miedo,   se ha ido todo sentimiento y temor.  se acerca, con su cuerpo consumido.  su cara cubierta por los harapos oscuros   deshilachados por el tiempo. Ya esta cerca,  avanza con  su barca para llevarme,   no cuento   con una moneda,  para pagar el viaje,   Solo dejame decir algo mas. Creo que te gane ente infeliz,  Creo que te g....    

Por favor comparta este artículo:
Pin It

Están en línea

Hay 283 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver