Identificarse Registrar

Identificarse

La terrible madre monstruo observó con todo el amor materno, del que es capaz una de su género, a su engendro bebé; lo acunó lentamente entre sus tentáculos, lo cubrió de besos nauseabundos, le musitó gruñidos tiernos en los receptáculos auditivos y lo devoró sin afanes con mucho cariño.

Edgar Tarazona Angel

 

www. textale.com

Por favor comparta este artículo:
Pin It

 

email

¿Quiere compartir sus eventos, noticias, lanzamientos, concursos?

¿Quiere publicitar sus escritos?

¿Tiene sugerencias?

¡Escríbanos!

O envíe su mensaje por Facebook.

Están en línea

Hay 202 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver