Identificarse Registrar

Identificarse

 

Hace unos días me levanté y no recordé mi nombre. Hice un inventario mental de nombres de varones y la mente me decía que no era ninguno de esos. Cogí el directorio telefónico y nada, no recordaba.

 De pronto, se me vino a la cabeza una idea salvadora. Busqué la cédula de ciudadanía y ¡que alivio!, allí estaba mi nombre.

Edgar Tarazona Angel

Por favor comparta este artículo:
Pin It

Bienvenido a la comunidad de escritores, poetas y artistas del mundo.

 

Aquí podrá darse a conocer, conocer a otros, leer, disfrutar, compartir, aprender, educarse, educar, soñar y vivir el mundo de fantasía que hay en todo artista.

 

¿Quién sabe? ¡A lo mejor también es uno!

Están en línea

Hay 988 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver