Identificarse Registrar

Identificarse

 

Mi buen amigo, con el que compartíamos largas horas de charlas serias o intrascendentes en medio de carcajadas o reflexiones serias, los dos solos o con otros jóvenes de nuestra edad, por lo general él siempre proponía e iniciaba las conversaciones.

En una de tantas tertulias de amigos dijo:

  • ¿Qué sentirá uno al morir?
  • Averígüelo, mi hermanito, contestó alguno
  • Yo creo que depende de la forma en que uno muere, respondió Carlos, que era el nombre del curioso
  • Si, según como uno encuentre el último segundo así debe sentir.
  • No me entendieron, lo que yo quiero saber es lo que se siente ya después de que uno estira la pata.

La conversación cambió de rumbo porque no hubo un mínimo acuerdo y hablamos de fútbol.

Ya solos, Carlos y yo, volvimos sobre lo que hay más allá de la muerte y él insistió en su deseo de comprobar lo que sentía el alma después de abandonar la envoltura material.

Dos días más tarde supimos que había viajado a la costa y se había suicidado igual que Alfonsina Storni.

Edgar Tarazona Angel

Por favor comparta este artículo:
Pin It

Grupos

Abierto
4 Usuarios
Aprobación
5 Usuarios

Están en línea

Hay 186 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver