Identificarse Registrar

Identificarse

Justo en el centro del desierto,  ahí está Zaragoza, con un río que la viola indolente sin hacer caso de las tierras yermas,  sin humedecer ni una raíz.

A veces, simplemente la viola inmisericordemente y se retira sin dejar  ni una onza de semen, por el contrario, se lleva lo poco que hay para colorear sus aguas, limpiar las rocas y partir ufano.

Una vez llovió cuarenta días y cuarenta noches de seguido y a nadie se le ocurrió hacer un arca, ¿lo pueden creer?  Ni nadie vino en parejas, solo un par de gays de Chueca, y al día cuarenta y uno, solo el Ebro desbordado y las rocas limpias agradecían el baño...y el pueblo soñaba con el verano, 40º c  a la sombra!

Por favor comparta este artículo:
Pin It

Bienvenido a la comunidad de escritores, poetas y artistas del mundo.

 

Aquí podrá darse a conocer, conocer a otros, leer, disfrutar, compartir, aprender, educarse, educar, soñar y vivir el mundo de fantasía que hay en todo artista.

 

¿Quién sabe? ¡A lo mejor también es uno!

Están en línea

Hay 200 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver