Identificarse Registrar

Identificarse

Es hora de dejar de huirle a mi verdadero rostro, ese que nadie es capaz de ver, el rostro de la persona que soy en realidad, alguien inservible, aislado y ponzoñoso. No culpo a nadie de esto, yo mismo he diseñado inconcientemente mis interiores irresponsables, tan bien lo he hecho que ni siquiera puedo admitir la culpa en su totalidad; me parece increíble que no sean capaces de verme ¿Acaso no tiene instintos?

No importa en que forma, no importa con cuanto esmero, no importa quien, cuando alguien pone esperanzas en mí, no obtiene mas que decepciones, no es algo que haga a propósito todo el tiempo, pero al parecer, sin importar mi voluntad, la decepción esta en mi naturaleza... Y aún con todo esto, lo siguen haciendo, construyendo sueños y esperanzas a mi alrededor, dicen y dicen tantas cosas sobre mis talentos - Cuando el único que tengo es destruir sus expectativas - Dicen tantas cosas que empiezo a creerles, empiezo a pensar en esos ideales y una gran carga de desalentadora culpa cae sobre mí al ver en sus rostros el gesto desgarrado de la desilusión... Acompañando a la culpa, una inmensa dosis de necesaria apatía me invade, simplemente, es más razonable evitar otra decepción, pero entonces aparecen de nuevo los rostros iluminados, impresionados por mi pantomima, la cual confieso, no es intencional, no aparento ser lo que no soy para atraerlos cómo una planta carnívora a una mosca, es solo que resulta más cómodo tratar de ser lo que no soy que convivir con ello... Es hora de enfrentar la escoria que soy...

Quizá cuando lo haga entiendan que no se deben acercar, que lo único que viene en mi paquete es decepción, que soy un veneno para las expectativas ¿Cómo se puede esperar algo diferente de alguien cuyos sueños han sido perseguidos con más insistencia por otras personas que por él mismo? ¿Cómo puede alguien como yo tener gente tan maravillosa que sigue creyendo en él, un espejismo? ¿Cómo puede alguien como yo siquiera tener alguien cerca? Claro, ellos no ven más allá de la máscara, no ven el vacío que hay en mí, no ven el vacío que soy...

Es difícil agregar "egoísta" a mi lista de defectos, es difícil decir que alguien cómo yo sea egoísta, a menos claro, que se tenga en cuenta que mantengo una charada que hace que siempre haya mas gente, de brillante aspecto, resultando herida, solo por el hecho de que no quiero aceptar mi desagradable verdadero yo… Resulta difícil también, decir que mi bienestar es lo único que me motiva, cuando ni mi salud, ni la necesidad de armonía en mi vida hacen que cambie… La mayoría del tiempo solo espero, no espero con ansia, no espero preocupado, ni siquiera sé que espero, solo espero; Existen momentos, pequeños instantes que me hacen sentir… vivo, que hacen latir mi corazón, persigo esos momentos, confundiendo las sensaciones y sus orígenes, tomando malas decisiones todo el tiempo… Pero no veo como puedo juzgarme por aquello, la mayoría del tiempo me siento adormecido, muchas veces siento cómo la ataraxia brota de mis poros, es mi culpa supongo, la culpa me impulsa a buscar estados de sopor, donde pierda la noción del tiempo, donde no haya forma, razón o alguien para decepcionar; donde solo pueda ser o estar, sin más verbos, respirar, guardar silencio, divagar y existir sin causar mas rostros quebrados que me hagan sentir culpable… Supongo que es por eso que mis ideales – Si de verdad son míos y no una rayada grabación – no están en riesgo de ser alcanzados, temo terriblemente ver mi rostro desfigurado por la desilusión, por saber que no hay una expectativa intacta, no podría soportarlo, no podría verme al espejo nunca más… Por el bien de todos, debo aceptar la escoria que soy…

Por favor comparta este artículo:
Pin It

Bienvenido a la comunidad de escritores, poetas y artistas del mundo.

 

Aquí podrá darse a conocer, conocer a otros, leer, disfrutar, compartir, aprender, educarse, educar, soñar y vivir el mundo de fantasía que hay en todo artista.

 

¿Quién sabe? ¡A lo mejor también es uno!

Están en línea

Hay 219 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver