Identificarse Registrar

Identificarse

La historia de la humanidad es el constante relato de una barbarie irracional que se sucede cada vez con mayor fiereza en brutal batalla por imponer unos intereses personales amañados y perniciosos…

Es demoledor para la razón contemplar la imagen de un “policía” blanco que apoya su rodilla sobre el cuello de un hombre negro en el piso, descargando su peso físico sobre ese cuerpo derrotado.  ¿La razón? Para muchos: racismo; el blanco mató al negro…  para otros: abuso; una autoridad que tortura a un ciudadano indefenso.  Para mí: la deshumanización aberrante y galopante de la humanidad.  Esta realidad no se puede ocultar tras el velo de algún pretexto porque tiene un fondo muy profundo.

No considero justo llamarlo “abuso de autoridad” porque esta acción excede el abuso y pasa a ser un acto descomunal criminal; y tampoco puedo llamar autoridad a quien se vale de tan cruel tortura para cumplir su misión. 

Ergo, derivada de esta sin razón vemos otra sin razón no menos irracional. 

La batalla continúa ahora desde otro lado de la mesa. En seguida apareció el aprovechado de la lógica indignación general; un “hombre” blanco que le roció gasolina a un policía blanco en la espalda y le prende fuego en medio de una “protesta social”… para luego perderse en la multitud delirante.  Cuál es la emoción que orienta un comportamiento semejante? Odio, venganza, rabia, dolor…? La mezcla de todas?...  Es una emoción espontanea o cohibida? No sé, yo creo que es usufructuar la ocasión para desfogar un instinto caníbal reprimido.

La protesta social ha sido un movimiento que ha logrado innumerables avances para la sociedad a lo largo de su batallar; sin embargo, hoy en día está siendo permeada por una curruca destructora y destructiva acorralada por su libertad y verdugo de su justicia. 

En el discurso amañado de “justicia social” se gesta un levantamiento vindicativo, rencoroso y resentido que resulta muy conveniente y beneficioso para algunos mientras provoca una inhumana segregación de la sociedad entre buenos y malos, cada vez más abismal.  Ahora como siempre, la Humanidad depende de la humanidad, sin embargo, el ser humano inhibe al Ser Humano.

Las diferencias sociales son un eco de la diversidad de la naturaleza; está en cada individuo aprovecharlas o acomplejarse. Trabajo y aceptación suelen ser base de superación.  

Por favor comparta este artículo:
Pin It

 

email

¿Quiere compartir sus eventos, noticias, lanzamientos, concursos?

¿Quiere publicitar sus escritos?

¿Tiene sugerencias?

¡Escríbanos!

O envíe su mensaje por Facebook.

Están en línea

Hay 379 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver