Identificarse Registrar

Identificarse

MI AMIGO DRÁCULA

En 1897 el irlandés Bram Stoker publicó su libro DRÁCULA (en estilo epistolar, o sea en forma de cartas entre dos amantes) y desde entonces se popularizó la imagen del vampiro humano en muchas versiones; el vampiro clásico, el que me atemorizó cuando niño y que conservo en la memoria es el sacado de este libro, un caballero de la noche vestido de frac, con una inmensa capa que se convertía en alas cuando el hombre se transformaba en vampiro.

Desde los comienzos del cine se filmaron películas sobre este personaje, las primeras son muy cortas y causan risa (eran los comienzos de la industria cinematográfica), con el cine mudo, y en blanco y negro, apareció el primer Drácula que aterrorizó millones de niños y adultos, protagonizado por el inmortal Bela Lugosi y el vampiro humano cosechó millones de seguidores en todo el mundo.

Ese Drácula, que tal vez era uno de mis amigos imaginarios, terrorífico pero lo consideraba amigo, dormía en un ataúd todo el día y salía de noche a buscar victimas para alimentarse con su sangre que tomaba directamente de la yugular, allí quedaban marcadas las huellas de dos puntos de sus dientes; no se reflejaba en los espejos, poseía fuerza sobrehumana y era casi inmortal porque lo único que podía matarlo era una estaca de roble clavada en su corazón o una bala de plata bendecida, tampoco podía recibir la luz del sol. Y no podía entrar donde colgaban ajos.

Drácula, el que originó las series de películas, televisión e historietas dejó de ser lo que era porque los dueños de los estudios lo transformaron el algo diferente. Ahora puede salir a la luz del sol y anda en grupos (se puede ver en la saga CREPÚSCULO), le inventaron cazadores que van tras de ellos (ahora no es un solo hombre vampiro, son manada, o legión), hay un cazador especializado llamado Van Helsing, los vampiros ahora tienen novias y amantes… para mi gusto se tiraron el personaje, pero las ganancias de los estudios cinematográficos aumentaron.

Drácula, El Príncipe de las Tinieblas, el engendro de Satán, el inmortal, etc. Me queda en los recuerdos como lo concibió Stoker, vestido de frac, con la capa negra, peinado con raya en la mitad, con pinta de galán. Ese es mi amigo vampiro, el de mis recuerdos; todos los demás son imitaciones comerciales.

Edgar Tarazona Angel

Por favor comparta este artículo:
Pin It

Bienvenido a la comunidad de escritores, poetas y artistas del mundo.

 

Aquí podrá darse a conocer, conocer a otros, leer, disfrutar, compartir, aprender, educarse, educar, soñar y vivir el mundo de fantasía que hay en todo artista.

 

¿Quién sabe? ¡A lo mejor también es uno!

Están en línea

Hay 200 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver