Identificarse Registrar

Identificarse

Fecha: Jueves 8 de Abril de 1999
Lugar: “Mi oficina” es decir, La pastoral
Hora: 10:05 am

Querida rolita:

Que hermosa resulta la vida cuando, inesperadamente, aparecen en nuestro camino personas tan maravillosas como tú. Y digo “maravillosas” porque, aunque la mayoría de la gente utiliza esta palabra comúnmente, para mi decir “maravillosa” es agradecerte por descubrir en ti tantas cosas bellas que en ocasiones resultan difíciles de nombrar.

Desde que te conocí sabía que detrás de esa figura de niña mimada se escondía una persona demasiado tierna. Gracias a Dios no me equivoqué. Pero, desafortunada o afortunadamente – todavía no sé -, debido a esa ternura y a esa “pelea” que tuvimos el día que nos conocimos es que no puedo dejar de pensar en ti. Es extraño: antes de la pascua, es decir, cuando no sabía nada de ti, mi vida transcurría normalmente, mis sentimientos se hallaban en su sitio, era una persona tranquila. Ahora… Bueno, ahora no sé que me sucede. De un momento para otro he empezado excesivamente a pensar sólo en una persona: en ti. No me acuerdo bien de ti y sin embargo extraño el verte extraño tu voz por el teléfono. Y además, ahora como nunca siento la profunda, la urgente necesidad de decirle a esa persona que ni siquiera conozco que deseo con ansiedad ser su amigo y poderla llamar y poderla ayudar y poderla invitar a ver las estrellas o a escuchar un canción hermosa!

Sí. De repente siento la necesidad de saber que cuento con alguien para compartir sueños y esperanzas…  Pero, a la vez, esa necesidad se convierte absurdamente en una dependencia  hacia ti, dependencia de saber si tú también piensas en mi, de saber si también quieres ser mi amiga, de esperar que coloquen mensajes en mi beeper a las 10:00 pm, cuando ya me estoy durmiendo. Es decir: dependencia de ti. Podría afirmar… (Espacio para comerciales)

En C…: Se ofrece un  corazón romántico a alguien que quiera llenarlo de amor. Mayores informes: Colegio S.. B….

Como puedes ver, alguien interrumpió esta carta y me tocó usar otro lapicero. Continuación: Podría afirmar que sufro de arasdependencia grave, es decir, que increíblemente en este momento tú haces parte importante de mi vida y de mis sueños, y que como nunca, como a nadie, deseo infinitamente ser amigo tuyo, saber que esconden esos ojos café que me encantan y esa sonrisa de princesa, pero, sobre todo, quiero contar con un ser maravilloso como tú para confiarle toda mi amistad…

De alguien que te admira y te extraña hasta la saciedad aún sin conocerte,  Leugim 

Por favor comparta este artículo:
Pin It

Grupos

Abierto
7 Usuarios

Están en línea

Hay 307 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver