Identificarse Registrar

Identificarse

Eran las 12, después las 2 y yo seguía ahí, con miles de recuerdos en mi mente, no faltan las lágrimas en mi rostro. Ese es el punto de mi vida donde no hay nada, absolutamente nada, la hoguera se apago, llego a su fin.

Ahora me dedico estar acostado detrás de un teléfono aislado revisando las viejas fotos donde salíamos sonriendo, aquellas promesas donde lo dimos todo, un matrimonio, un hogar, miles de viajes. Ahora solo son simples fotografías y cartas en mano de un pasado donde nada ya es motivante, cuando más necesito a alguien, no hay nadie.

Siempre estaré inundado en tus recuerdos. 

Por favor comparta este artículo:
Pin It

 

email

¿Quiere compartir sus eventos, noticias, lanzamientos, concursos?

¿Quiere publicitar sus escritos?

¿Tiene sugerencias?

¡Escríbanos!

O envíe su mensaje por Facebook.

Lo más leído

Están en línea

Hay 472 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver