Identificarse Registrar

Identificarse

Eres ambrosía asfixiándome de miedo
caudal eterno de mi devoción
cede benévolamente desmayado
entretanto susurre en tu oído
verdades que de tus ojos
pretendan calidez

Danzo en el descanso liviano
del secreto expulsado sin omisión
mísero sentimiento de dolor erudito
agrietándome en tus sonrisas
munición que acierta enmadejar el engaño
delatando tu felonía

Por favor comparta este artículo:
Pin It

Grupos

Abierto
3 Usuarios
Aprobación
5 Usuarios

Lo más leído

Están en línea

Hay 379 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver