Identificarse Registrar

Identificarse

Un hijo es un ángel enviado de Dios.

Eres bien preciado que con ansia espero.
Fruto genuino de un cariño limpio y puro.
Vínculo sagrado que cual ángel desciende,
para elevar dos almas hacia el cielo.

Será tu llanto el que acompañe mi alegría
Tu  sonrisa la que consuele  mi  tristeza,
Tu  mirada quien  me acaricie con ternura
Tu dulce balbucear el que llene el alma mía.

Gina

Por favor comparta este artículo:
Pin It

Bienvenido a la comunidad de escritores, poetas y artistas del mundo.

 

Aquí podrá darse a conocer, conocer a otros, leer, disfrutar, compartir, aprender, educarse, educar, soñar y vivir el mundo de fantasía que hay en todo artista.

 

¿Quién sabe? ¡A lo mejor también es uno!

Están en línea

Hay 197 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver