Identificarse Registrar

Identificarse

Hubo un punto de partida,
tres tristes acordes
Y luego sus cuerdas reventaron
Hinchadas de ruidos
Misteriosos
Y música
Siempre música.
Luego el universo
Se vino, y nos teñimos
De mundo.

Luego fuimos
(muchos los que)
luego amamos
(cenizas y sepulcros y suspiros)
aunque siempre música y más suspiros
sobre la nuca del mundo,
sendero de las cuerdas partidas,
que amanece turbio
en un punto de partida.

La guitarra latiente
le arranca días a mi vida
que veo flotar en panteones del cielo.
Pero está ahí, sigue ahí
llena de polillas
la guitarra meciendo mis pasos
y me volteo
para ver si me sigo cuando por fin me encuentro
me digo que quizás
después de todo,
esto de la música sea
una cuestión peligrosa.

Por favor comparta este artículo:
Pin It

Bienvenido a la comunidad de escritores, poetas y artistas del mundo.

 

Aquí podrá darse a conocer, conocer a otros, leer, disfrutar, compartir, aprender, educarse, educar, soñar y vivir el mundo de fantasía que hay en todo artista.

 

¿Quién sabe? ¡A lo mejor también es uno!

Están en línea

Hay 332 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver