Identificarse Registrar

Identificarse

 

Ya hace mucho que dejé de formar parte,
largo tiempo lejos de pertenecer
a ese abrazo que forjé como estandarte
de una herencia que malquiso mi querer.


La mentira despechada, artera y cruda
embaucó sus inocencias del ayer
y no obtuve el beneficio de la duda
ni he ganado más derecho que a perder.


¿Cómo puede ser tan frágil la memoria?
¿Cómo el padre que sí he sido no es verdad?
¿Cómo fue que se aceptó esa falsa historia
sin siquiera cuestionar su indignidad?


Hoy claudica mi dolor en sus ventanas;
silenciadas las distancias se hallarán.
Cuando quieran escuchar la otra campana
mis cenizas vapuleadas callarán.

 

Por favor comparta este artículo:
Pin It

 

email

¿Quiere compartir sus eventos, noticias, lanzamientos, concursos?

¿Quiere publicitar sus escritos?

¿Tiene sugerencias?

¡Escríbanos!

O envíe su mensaje por Facebook.

Están en línea

Hay 379 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver