Identificarse Registrar

Identificarse

Del silencio cayeron hojas de otoño
como mustias lágrimas eternas

dejando a cada segundo un trozo
del corazón mordido de penas.
Y son las sombras del invierno frío
las que me abrazan traviesas
sonrisas macabras y hastío
tras sus máscaras de tibieza.
¿Acaso te detuvo mi llamado?
¿acaso el quejido de mis suspiros?
o solo dejaste dejando
que la vida se esfume en bramidos.
Mala armonía de piensos
que no sintonizan quereres
no hay cabida en mis cielos
a tus secretos placeres
Y no hay cabida a caricias
y no hay cabida a besos
muertas ilusiones y delicias
en camposanto de sueños.
Por favor comparta este artículo:
Pin It

 

email

¿Quiere compartir sus eventos, noticias, lanzamientos, concursos?

¿Quiere publicitar sus escritos?

¿Tiene sugerencias?

¡Escríbanos!

O envíe su mensaje por Facebook.

Están en línea

Hay 203 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver