Identificarse Registrar

Identificarse

No preciso un profeta, un cura o un hechicero.
Verdades sin dudas
/felicidad decretada/.
No añoro
mi nombre como persona
social, decente y aceptable;
ni el poder
/espejo inequívoco
de miserias y demonios/.

No sueño un trazo lineal
presagio de hallar cobijo a mi llegada.
Para salvarme
mi amor, para salvarme;
me basta la luna, vieja
/eterna
el mar que acuna
y sus gemidos de suicida.
Mi Vida insignificante/
no ser nadie;
la soledad mía,

los libros que seducen
hojas en blanco para escribirme, desenredarme,
hallar los Otros
que habitan agazapados
y contenidos, en los
entresijos del Alma Mía.

Para salvarme y vivirme eterno!!
Amor ilegítimo, Amor Mío tus brazos, tu cuerpo
tu aliento, tu mirada;
tu dulce voz enamorada
que me regala de su heredad, ternura
/palabras que conjuran
mis derrotas.
Los abismos de tu Alma
que atan, esclavizan y
liberan la orfandad mía

Namid A.
(Junio 24 de 2.008)

Por favor comparta este artículo:
Pin It

Bienvenido a la comunidad de escritores, poetas y artistas del mundo.

 

Aquí podrá darse a conocer, conocer a otros, leer, disfrutar, compartir, aprender, educarse, educar, soñar y vivir el mundo de fantasía que hay en todo artista.

 

¿Quién sabe? ¡A lo mejor también es uno!

Están en línea

Hay 352 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver