Identificarse Registrar

Identificarse

Hola, me llamo Andrés, ¿o era Gabriel?, tengo 123...años, pues hace 22 que perdí la cuenta y entonces tenía 101. Quizás debería morirme y no molestar más, pero me apetece contaros una historia. Nunca tuve ningún nieto al que contarselas por lo que vosotros me serviréis a la perfección.


Era una vez yo, no mejor no. Erase una vez un joven muy apuesto y vigoroso se llamaba... mecachis, hace tan solo unos segundos me acordaba, bueno, el chico se llamaba Joven, sí, ese era su nombre, y no protesten más, al que no le guste que se valla que la historia es muy bonita y tengo ganas de terminarla antes de morirme.


El chico, como ya decía antes de que me interrumpierais, era alto y bello, su conformación era atlética y sus ojos rebosaban

alegría. Tenía un pelo revuelto, mecachis, como me gustaba ese pelo, ¡a las chicas les encantaba!, bueno, no ¡no me distraigáis más que no me concentro!. Este chico, Joven, vivía en una casa a las afueras de un pueblo llamado... otra vez esta maldita memoria... se llamaba.... Ese, ese mismo era su nombre. La gente en Ese era feliz, nadie se soportaba ni se hablaban, eran tan orgullosos que ninguno daba la cara por los demás, por lo que todo el mundo decía ser feliz, cuando ni si quiera sabían que significaba esa palabra.

En Ese también vivía... ¡sí, la vieja de la esquina que se murió hace dos años!, ¡ah!, de esa sí que me acuerdo, se llamaba

Melosa, ¡y que melosa era!, tenía una cachas que... ni os cuento.


Total. Joven iba un día con una chavala de por ahí, cuando vio a Melosa, estaba en la puerta de su casa, limpiaba, tenía una cinta en la cabeza y canturreaba algo. Joven la ignoró, incluso hizo un comentarío algo mal educado referente a ella.


Cada uno vivió y creció sin volverse a ver, Joven se casó con una muchacha que al principio era más guapa y bonita que las floras, pero que después se arrugó como las pasas y no hacía más que gruñir.


Melosa también se casó, lo hizo con el mecánico, al parecer este tenia una llave... .


La mujer de Joven se murió cuando este tenía 97 años y me parece que fue la alegría más grande que le dieron al viejo en toda la vida. Al parecer también el marido de Melosa murió ese año y ese mismo día, quizás tuviera algo que ver eso que ponían los periódicos de que una pareja había sido asesinada al parecer cuando estaban acostados. El periódico también decía que ambos estaban casados por lo que no descartaban que los cónyuges correspondientes, que por cierto, ahora que lo pienso no se lo que significa, hubieran cometido el homicidio.


Aunque también acompañaba una nota de admiración a los fallecidos decía algo así como "La sexualidad de los abuelos ¿tiene algún final?" La verdad, yo con los periódicos no me enteró nunca de nada.


Al final, me acabé acostando con la de la esquina, sí, con Melosa, pero me duró poco, más o menos 24 años, pero no me aguantó mucho el ritmo y la acabó palmando hace dos años. ¡Total!, tendré que buscarme otra a la que no le importen mis arrugas, ni que sea calvo, ni que no tenga dientes, ni que me huela el aliento, ni que me tire pedos, ni que eructe, ni que diga guarradas, ni que no me duche, ni que me coma la cera de las orejas y los mocos. Os digo una cosa, mejor me muero que me parece a mi que es más fácil.

Por favor comparta este artículo:
Pin It

 

email

¿Quiere compartir sus eventos, noticias, lanzamientos, concursos?

¿Quiere publicitar sus escritos?

¿Tiene sugerencias?

¡Escríbanos!

O envíe su mensaje por Facebook.

Están en línea

Hay 442 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver