Identificarse Registrar

Identificarse

Índice del artículo

Regrese a mi casa estaba realmente feliz, hacía mucho que no sentía esa sensación, era bueno, no comí nada, abrí mi cama, me saque los zapatos, y me acosté, por mi ventana entraba la luz de la luna alumbrando mi mesa, tarde en poder dormir, estaba pensando en miles de cosas y también ¿por que negarlo?, estaba pensando en ella.

Me desperté al atardecer, me lave la cara, y Salí con mi guitarra a sentarme fuera para esperar a Adam con mi cheque, pasa media hora, llega Adam en su motocicleta, baja me saluda y sacando mi cheque de su morral me dice:

- ¿No sabes que paso en el pueblo?, cuando venía vi a un montón de policías

- No tengo idea hace varios días que no paso por ahí

- Hace unos días también estaban parece que están buscando a alguien

- ¿Vos decís algún prófugo?

- Y para mí que sí, que se yo…

- No creo, por acá nunca pasa nada, es bastante aburrida la vida

- Decímelo a mí , che te dejo que tengo que seguir con el reparto

- Dale, cuídate

- Nos vemos – me dice subiéndose a su motocicleta

Qué raro, ¿la policía?, sinceramente con el odio que les tengo a los policías no iba a ir a investigar que pasaba, así que me quede afuera de mi casa tocando la guitarra, tenía un viejo cancionero de los 90`s , estaba tocando one de U2”

A la noche me hice para comer un poco de fideos hervidos, tome una botella de vino y a puse sobre la mesa, me senté a comer y a tomar ese vino, mire por la ventana que está en frente de mi mesa, el cielo esta precioso, despejado, despejado y brillante.

Termino de comer, lavo mi plato y me siento a escribir para pasar el tiempo, no sé por qué pero decido guardar el ultimo poema que escribí, no es muy bueno, pero, pero creo que debo guardarlo.

Llego la ansiada hora, tomo mi cuaderno y mi lápiz negro y me dirijo hacia la ruta, lentamente ya que todavía faltaba tiempo, llego como todas las noches paso por debajo del alambre de púas y me dirijo lentamente hacia la “colina”, me siento descalzo como todas las noches y miro hacia el cielo, con mis dos manos apoyadas en el pasto miro el cielo, si miras atentamente puedes ver como todo se mueve muy lentamente, con serenidad y paciencia, ¿cómo sería el espacio en verdad?, ¿será que si viajara hacia el verdaderamente no me gustaría?, ¿no sería como imagino?¿cómo será?

Me patean uno de las manos suavemente y me dicen

- Hola extraño – era Noelia, con una sonrisa

- ¡Hola! ¿Estas lista para seguir con las clases?

- Si claro, pero antes me gustaría pedirte un favor

- Si decime

- Encontré un lugar mejor que este ¿querés ir?

Acto seguido íbamos caminando por el campo iluminados por las estrellas, ella me llevaba de la mano mientras me hablaba, no lo podía creer, justo cuando comienzo a generar la situación del beso me dice:

- ¡Llegamos! ¡Es ahí! – me dice señalando un gran árbol

El árbol era un sauce, rarísimo ver un sauce, creciendo solo en el medio de la nada, recorremos un poco el lugar y a cien metros había una laguna, no era muy grande pero, reflejaba todo el espacio en ella, era como un agujero negro, como otra dimensión, me quede observando la laguna unos segundos, cuando Noelia me suelta la mano y se da la vuelta, yo giro a verla, y corriendo me dice.

- ¡Veni vamos abajo del árbol! – mientras se aleja trotando y desaparee entre los altos pastos

Bienvenido a la comunidad de escritores, poetas y artistas del mundo.

 

Aquí podrá darse a conocer, conocer a otros, leer, disfrutar, compartir, aprender, educarse, educar, soñar y vivir el mundo de fantasía que hay en todo artista.

 

¿Quién sabe? ¡A lo mejor también es uno!

Están en línea

Hay 712 invitados y ningún miembro en línea

Temas populares

No se han encontrado etiquetas.

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver