Identificarse Registrar

Identificarse

No es de mi agrado escribir sobre temas políticos... Lamentablemente convivo con ellos, pero el matiz que quiero darle es más de sentido humano que buscar un simple banderín político, pues mi profesión es ayudar a superar los problemas. ¿Como le digo yo a esa madre, a esa esposa que tiene que sobrevivir mentalmente sana donde su seguridad depende de una mira telescópica?

Agradecimiento a Pascual Vizcaino Ruiz por su valiosa asesoría.

Tras terminar la temporada de estudios universitarios, Luis Javier se ve sorprendido por la presencia de dos sujetos sospechosos, ellos llevaban clara la idea de llevárselo, lo conducían por lugares que el no conocía el iba amilanado y trémulo consiente que le tocaría caminar mucho y luchar contra la muerte, reflejaba en su corazón un horror muy profundo.

Luis Javier recuerda que la noche anterior vio a un grupo de individuos rondar su casa era muy extraño pues el vivía en un lugar exclusivo de la ciudad.

Dos horas mas tarde lo habían dotado de uniformes para así confundirlo con ellos, el iba muy atontado con el cuerpo tembloroso y la mente confundida.

Por primera vez mira a sus captores y ve entre ellos a su padre lanzándole una mirada de dolor y confusión.

Minutos mas tarde son conducidos a las montañas, las primeras descarga de las armas que hizo la tropa lo sorprende y azora demasiado luego son esposados y encadenados de las piernas; Luis Javier trata de mostrar serenidad y piensa que su vida ha terminado cuando los jóvenes menores que el en edad sosteniendo armamento bélicos que solo ¿sirven para el desasosiego y la muerte? su asombro, su turbación lo dejaron anonadado de modo que no tuvo animo para otra cosa que para echarse a llorar.

Mira a su padre por última vez pues un hombre armado lo golpea alejándolo del grupo de manera brusca.

Luis Javier es dejado solo vigilado para evitar que escape.

Esa noche el joven no pudo dormir un solo minuto, piensa en su padre con desesperación pues teme que lo hayan asesinado Y en el dolor que debe estar sintiendo su pobre madre... Y reflexiona acerca de la vida que ha llevado hasta ese día, siempre muy educado, de corazón bondadoso y un brillante estudiante.

A sus veinte años el joven aún no entiende porque le suceden estas cosas.

Al siguiente día es cambiado de lugar, la naturaleza parece haberse querido aparejar en las montañas sin fin, era un escenario digno de sus magnificencias, Luis Javier hace una reflexión los seres humanos somos a veces ingratos con los sucesos del diario vivir y nada es comparado con el horror que en ese momento estaba viviendo y que eso no contrapesa las penalidades de una vida que no se sostiene sino luchando y se sostiene para emprender la lucha de mañana.

Por todas partes hay sitios minados y hay que cruzar con mucho cuidado para no detonarlas.

Las lluvias en esa época del año son muy frecuentes y forman corrientes efímeras, el sol que abraza aquel suelo siempre húmedo levanta vapores que queman los pies, al mismo tiempo los calidos vientos se encargan de refrescar el cuerpos.

Siguen la marcha montaña arriba tropezándose con un río y allí por primera vez Luis Javier pudo gozar de las delicias de un baño.

Los días del joven continúan en esa profunda tristeza no puede hablar ni comunicarse con nadie, siempre navegando en la espesa selva con todos los animales depredadores y paradójicamente ellos son los menos peligrosos.

Luis Javier trata de hablar aunque lo hace solo para que no se le olvide pronunciar palabras.

Ya ha transcurrido nueve años Luis Javier jamás volvió a saber nada de su padre, mientras su pobre madre vive una vida llena de impotencia pues acudió a todos los medios para tratar de liberar a su amado hijo y todo esfuerzo fue en vano; en su mirada triste ella refleja un dolor muy grande pues no puede proteger, acariciar ni consolar al su amado hijo,  a ese hermoso ser que salio de sus entrañas y que de manera injusta fué vulnerado una hermosa mañana de marzo, un día que para el era muy importante pues viajaría a casa de su madre, ella ese día recibía grado universitario y el siempre soñó con llevarla de la mano porque ella era su orgullo...

Hoy esa abnegada madre aún espera a su hijito con el corazón lleno de esperanzas.

Ena Patricia Sierra Molina

Por favor comparta este artículo:
Pin It

Bienvenido a la comunidad de escritores, poetas y artistas del mundo.

 

Aquí podrá darse a conocer, conocer a otros, leer, disfrutar, compartir, aprender, educarse, educar, soñar y vivir el mundo de fantasía que hay en todo artista.

 

¿Quién sabe? ¡A lo mejor también es uno!

Están en línea

Hay 284 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver