Identificarse Registrar

Identificarse

En el corazón del bosque, un duende llamado Glimmer encontró a un elfo disfrazado como un ciudadano normal. Al principio, Glimmer no sabía que el elfo era en realidad un ser mágico, hasta que vio sus ojos verdes brillando en la oscuridad. El elfo le explicó que estaba buscando a una hechicera conocida por conceder la vida eterna a aquellos que la buscaban.

Glimmer se unió a la búsqueda, curioso por conocer la verdadera identidad del elfo y lo que podría estar detrás de su búsqueda. Juntos, atravesaron el bosque, encontrando dragones, trolls y otros seres mágicos en el camino. Finalmente, llegaron a un claro donde encontraron a la hechicera, una anciana sabia conocida como Morgath.

Morgath escuchó la historia del elfo y de su búsqueda de la vida eterna. Pero, antes de concederle su deseo, la hechicera le advirtió sobre las consecuencias de su acción. La vida eterna no significa la felicidad eterna y puede ser una maldición en lugar de una bendición. Sin embargo, el elfo estaba decidido a obtener la vida eterna a cualquier costo.

Morgath cumplió su deseo, convirtiéndolo en un ser inmortal. Pero, pronto, el elfo se dio cuenta de que la vida eterna era una maldición en lugar de una bendición. Su búsqueda insaciable de la felicidad y la paz nunca se saldaría, y su corazón se encontraría vacío por siempre. Glimmer, que había visto todo, se dio cuenta de que la vida eterna no es lo que parece y que la felicidad y la paz son cosas que solo pueden ser encontradas dentro de uno mismo.

Desde entonces, Glimmer ha regresado a su hogar en el bosque, sabiendo que la verdadera aventura de la vida es descubrir quienes somos y lo que importa de verdad.

Por favor comparta este artículo:
Pin It
Juan carlos Restrepo villegas La felicidad es interna, se puede ser feliz sin nada y, desdichado con mucho. Felicidades. Me gustó.
Walter Oswaldo Quintela Huiza Muchas gracias Juan Carlos Un abrazo

Bienvenido a la comunidad de escritores, poetas y artistas del mundo.

 

Aquí podrá darse a conocer, conocer a otros, leer, disfrutar, compartir, aprender, educarse, educar, soñar y vivir el mundo de fantasía que hay en todo artista.

 

¿Quién sabe? ¡A lo mejor también es uno!

Están en línea

Hay 233 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver