Identificarse Registrar

Identificarse

-sucia? ... Sucia la manera en la que te saque mierda de ese culo Artur!

-cállate Iván, no quiero q mis hijos escuchen eso

- luego le temes a qué descubran que tu mejor amigo no es sino tu amante! ¿Dímelo? ¿Acaso no es cierto que me amas, maldito pasivo de bajo perfil jeje?

- ay no digas eso, si te amo, pero entiende debo vivir de apariencias, si mi padre lo descubre me deshereda, sabes cuantos millones me van a heredar amor

Una conversación algo incómoda para un niño de la edad de 6 años, mientras su padre seguía dialogando con su amante, el pequeño Alfred decidió apartar su atención hacía su hermosa madre, oyendo el siguiente diálogo;

- María y cómo vas con Artur

- Adriana si te soy honesta eh llegado a pensar que mi esposo tiene otra mujer.

- enserio, no lo puedo creer! ¿Y que has hecho amiga?

- sé que no es de sentirse orgullosa, pero, le eh sido infiel

- noo! ¿Enserio, Con quién? ¡Quien es el afortunado!

- mira hacia donde está mi esposo, si ves al señor de traje, su nombre es Iván, aunque no lo crees es un dios en la cama y me ha dejado satisfecha en todo

- amiga no puedo creer que el mejor amigo de tu esposo sea tu amante

  Que conversaciones ten pesadas para ti no Alfred, solo eres un niño, desvía la atención hacía otro lado, ahí está tu pequeña hermana tan solo 15 años, ya desarrollada totalmente, oigamos que tiene para decir está dialogando con su amiga Ana

- lo siento Ana, no sé cómo desahogarme

- dilo diana, yo te escucharé

- amiga, eh sostenido relaciones sexuales con mi abuelo últimamente

- uy amiga! Eso es enfermo ...

- no, lo enfermo fue verlo penetrando al mejor amigo de mí papá!

- qué asco amiga, tu familia es de loco, al menos yo sostengo relaciones con mis tíos y mi padre, pero eso no amiga que asqueroso

- pero si te soy sincero yo terminé realizando un trío con ellos

¿Que enferma está esta gente Alfred, no crees? ¡Ya no oigamos más estás conversaciones ... Recuerdas las armas que están en el cuarto de tus padres! ¡Ahí hay una pequeña daga, Alfred purifícalos a todos! Todos ellos son pecadores, deben pagar. La paga del pecado es la muerte, libéralos, luego tú te liberas amigo mío ...

Esa noche después de esa asquerosa orgía de palabras que retumbaron la cabeza del pequeño Alfred, al quedarse todos profundamente dormido por el alcohol, Alfred los fue degollando uno por uno marcando en su frente una cruz ... Y al terminar él se suicidó, apuñalando su hígado, y marcando una cruz en cada brazo ...

El responsable no fue un demonio si no un ángel que sintió envidia de no poder deleitar sus placeres y decidió corromper un alma pura, si me preguntan por el ángel, él fue castigado, su castigo fue nacer Como un ser humano, se le dio el don de probar todos los placeres para que pudiera deleitarse, igual el infierno lo tienen preparado para mí. ¡Si yo soy ese ángel! ¡Si me preguntan no estoy arrepentido, por qué odio a las personas de este maldito mundo!

Por favor comparta este artículo:
Pin It

Bienvenido a la comunidad de escritores, poetas y artistas del mundo.

 

Aquí podrá darse a conocer, conocer a otros, leer, disfrutar, compartir, aprender, educarse, educar, soñar y vivir el mundo de fantasía que hay en todo artista.

 

¿Quién sabe? ¡A lo mejor también es uno!

Están en línea

Hay 544 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver