Identificarse Registrar

Identificarse

Pensó  que  la  noche  seria eterna y  viose  arrepentida  de  tanta  terquedad, no  podía  creer  que   seguía  sosteniendo  con  tal   fuerza  la  cabeza  de  su  marido  que  desde   horas  tempranas  en  el   lecho  de  todos  los  días, empezó  con el  zig zag  de un  lado  a otro  de  la  almohada, con  la  cara llena  de  transpiración  no  podía  parar, no  sabia  si  lo despertaba  cometería  el  peor  de sus errores, el  cuerpo  trémulo  y  casi  frío  de su  amado  seguía  sacudiéndose con  el  zampar  de  su  cabeza, pensó   dentro  de  si  que  eran  convulsiones  y  después   se  dio  cuento  que  no era así.

Solo  movía  su cabeza  de  un lado  a  otro  como  si  se saliera  de un  rato a  otro  rogó, pidió  a  dios  que  acabara  la  noche  de  una  vez, en  un instante la  pequeña  locura  paro, el  cuarto  quedo  en silencio  por   primera  vez de  aquella  noche, el  suspiro  trémulo  se  hizo  dueño  de su  pecho  agradeciendo  de  mil maneras en  fin de  algo  que  nunca  comprendió  de  varios años de  estar  juntos.

Por favor comparta este artículo:
Pin It

Grupos

Abierto
7 Usuarios

Están en línea

Hay 278 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver