Identificarse Registrar

Identificarse

 

Hace unos años que escuché una conferencia de un psicólogo que, entre otras cosa muy interesantes, afirmó que “Los hijos nunca crecen” y, ante el asombro de todos los padres presentes y con hijos mayores explicó su afirmación: “Aunque pasen los años, los hijos siempre serán los niños de la casa, en especial para las madres…” y tuvimos que aceptar que para nosotros, los que nos sentimos padres responsables jamás dejamos de pensar en nuestros retoños como niños y nos preocupamos si están enfermos, en malas condiciones económicas, disgustados con sus parejas, etc.

Por mi costumbre de asimilar un tema con otro, pensé en las madres de esos hijos y tuve que concluir que las mamás, nuestras queridas progenitoras, aunque ya se hayan marchado de este mundo, de alguna manera siempre están a nuestro lado y nos acompañan en las buenas y en las malas. Este año, después de diez años y unos meses de haber despedido a mi amada madre, la sigo añorando y necesitando. Me hacen falta escuchar su voz, sus consejos, el abrazo amoroso, las palabras de aliento.

Una mamá es para siempre. No importa lo que pase, sigue presente en nuestras vidas.

Edgar Tarazona Angel

Por favor comparta este artículo:
Pin It

Grupos

Están en línea

Hay 270 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver