Identificarse Registrar

Identificarse

Amo en desmedida, en desmesura, en desesperación. Amo con impulsos, con sed de sentido, con la insolente sensibilidad y la descomunal pasión. Amo y eso es todo lo que sé. … es que creo, más allá de lo razonable, en el amor que atraviesa con fuerzas avasallantes, en el amante compasivo (capaz de sentir-con), capaz de salir-se de sí mismo y entrar en relación con el entorno como si se tratase del ‘‘pase mágico’’ de la vida, de muchas vidas... como si se tratase de ser parte de "un todo que necesita de sí y le excede a la vez”. El desbordamiento, lo desaforado, enorme … que cabe en los bolsillos de un corazón.

Sufro crónicamente de ser la típica “romántica incurable" que describe Isabel Allende en sus libros, estoy enamorada de la vida y es jodidamente irreparable. A veces, lloro entre palabras y no sé decir por qué. Así que no será raro confesarme. La verdad, creo en los caminos de “baldosas amarillas” con leones valientes, espantapájaros y corazones ardientes dentro de hombres de hojalata… y en los zapatos rojos que recuerdan y repiten, una y otra vez, a cada paso el poema de Ítaca “cuando emprendas el viaje hacía Ítaca … debes rogar que el camino sea largo … y siendo ya tan viejo, con tanta experiencia sin duda sabrás ya qué significan las Itacas".

Voy por la vida algo desubicada, perdida, distraída entre las desventuras y aventuras, pero ese sin sentido que a veces aturde también es capaz, en sí mismo, de restaurar el orden, de empujarme a buscar palabras vivas, me lleva a la locura atemporal, intransigente y radical que no reconoce diferencia, que es capaz de esculcar en el sentido la voluntad de acción inquebrantable de quien avanza, retrocede, arriesga, gana y pierde … y es que es precisamente ese dinamismo interno lleno de deseo lo que me permite ser incansable en movimiento.

Es que me niego, en totalidad, a guardar aire, que se quiebre el corazón y llore, que me raspe las rodillas y sangren, que me equivoque 867.987 veces, un poco más, que tengo 1 vida y ya, que yo quiero respirar a-ten-ta-men-te, y luego ser viento y luego ser voz y ser quien se gaste la ilusión entera, muchas más, hasta el último baile ... que prefiero ser en desmedida, en desmesura, en desesperación, con impulsos, con sed de sentido con la insolente sensibilidad y la descomunal pasión… que (yo) vine a vivir, no sobrevivir.

Por favor comparta este artículo:
Pin It

Bienvenido a la comunidad de escritores, poetas y artistas del mundo.

 

Aquí podrá darse a conocer, conocer a otros, leer, disfrutar, compartir, aprender, educarse, educar, soñar y vivir el mundo de fantasía que hay en todo artista.

 

¿Quién sabe? ¡A lo mejor también es uno!

Están en línea

Hay 271 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver