Identificarse Registrar

Identificarse

Sus besos atravesaron mi alma como un puñal encendido, ¡que besos!. Aún hoy siento el fuego en mis entrañas, matandome poco a poco con esa dura ausencia. Los recuerdos se transforman en piedra, y las piedras se pierden en el rio. Y no desaparecen.

Por favor comparta este artículo:
Pin It

Grupos

Están en línea

Hay 165 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver