Identificarse Registrar

Identificarse

Tercer domingo de junio
“Día del padre”,
y yo igual que otros,
ya sin ti…
sin mi contador de cuentos
con quien pasaba las tardes
entre príncipes y hadas,
magos, reyes y duendes de orejas largas.

Con quien jugaba matatenas, perinola,
damas chinas, las inglesas, los changuitos,
serpientes y escaleras, la polaca,
la baraja… y se dejaba ganarle,
para que esta berrinchuda
“siempre alante”, “siempre alante”,
como solía yo decirle:
¡yo primero!, ¡yo primero!

Yo la primera salida,
yo la primera jugada
y hasta las reglas del juego
si era preciso cambiaba.

Me diste tanto, padre,
tu tiempo, tu apoyo, tu comprensión
y yo… y yo ahora ¿qué puedo darte?

Una oración, una veladora,
flores en el panteón
y unas lágrimas sinceras
que brotan, no sólo de mis ojos,
también de mi corazón.

Desde aquí, felicidades. D.E.P.
18/junio/2006

Por favor comparta este artículo:
Pin It

 

email

¿Quiere compartir sus eventos, noticias, lanzamientos, concursos?

¿Quiere publicitar sus escritos?

¿Tiene sugerencias?

¡Escríbanos!

O envíe su mensaje por Facebook.

Están en línea

Hay 250 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver