Identificarse Registrar

Identificarse

desde la tristeza de una ciudad…


Pradera ha quedado lejos
entre la memoria y mi ser,
y allá lo que yo más quiero:
un cielo comprendiéndome
que siempre estuve loco
por los vaivenes del amor.

Recuerdo como nunca antes,
el tiempo nunca morirá
porque trae a mis instantes
una rosa por conquistar;
vino tinto en otoño,
la sangre de mi corazón.

*
Aquí desde la lejanía
desde la tristeza de una ciudad
que luego me amaría,
comienzo a extrañar
el amor entre esquinas
de un pueblo empolvado,
de tardes en tecnicolór,
de cielos muy morados
como la rosa que yo amé
sonriéndole.

*

Pasarán nubes muy viejas
que son las mismas que los años
tomando carretera
hacia la brisa del pasado;
y sé que fue muy poco
regalar solo una flor.

Apuesto a ver sonreír
a ese amor si un día llego,
y si aún espera por mí
le daré más que un beso,
le daré todos los días de agosto
alumbrándola como el sol.


*
Aquí desde la lejanía
desde la tristeza de una ciudad
que luego me amaría,
comienzo a extrañar
el amor entre esquinas
de un pueblo empolvado,
de tardes en tecnicolór,
de cielos muy morados
como la rosa que yo amé
sonriéndole.

*

Aquí desde la lejanía
desde la tristeza de una ciudad,
siento que se marcha mi vida
cada noche al mirar
un montón de lucecitas
que es como mi amor
cuando la besé a solas
dándole un qué se yo
que la pienso y me emociona, creer
que un día la puedo ver
si regreso.

Por favor comparta este artículo:
Pin It

 

email

¿Quiere compartir sus eventos, noticias, lanzamientos, concursos?

¿Quiere publicitar sus escritos?

¿Tiene sugerencias?

¡Escríbanos!

O envíe su mensaje por Facebook.

Lo más leído

Están en línea

Hay 258 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver