Identificarse Registrar

Identificarse

He  abierto la tapa de mi caja musical, caen y caen pepitas de cristal, que no se quiebran, que siguen un curso y un baile sin fin rebotando donde no deben, durmiendo donde ellas quieren…

Todos los días se me olvida cerrarla con llave…

Y ahí quedan, deambulando como sonámbulos de día, en la oscuridad del día que no les da abrigo

No es de ser de armas, o de extrema cabeza ocupada, es solo querer y desear lo suficiente..

Gritar nunca es necesario, escuchar solo cuando se debe… hablar solo contexto, sin metáforas ni floreos ni tampoco por medio de silencios…

El agua del rió se me hace mas clara, y no es por que este alcanzando la fama

Fama de habla, fama de pies sonoros… ¡no estoy para ella! No le abriría si toca la puerta

La distinción no me hace mas humana, ni mi condición de nada me hace menos humana

Me causa éxtasis y delicioso placer el flotar con mi cama en el mar

¡Que nada mas perfecta! extensa… infinita, sin precipicio…

Enprodenada, enprodenada, enprodenada…. Tengo solamente ganas de nada(r)…

Y es que un “nada mas importa” no me causa vació y tampoco me es un sinónimo

Es la última puerta en la que estoy parada… riendo a carcajadas….

¡A las alturas y a las puertas!
¡A las alturas y a las puertas!
¡A las alturas y a las puertas!

Como se grita un militar sin guerra

Ambas se escalan y se abren  de solo  una manera…

Por favor comparta este artículo:
Pin It

 

email

¿Quiere compartir sus eventos, noticias, lanzamientos, concursos?

¿Quiere publicitar sus escritos?

¿Tiene sugerencias?

¡Escríbanos!

O envíe su mensaje por Facebook.

Están en línea

Hay 314 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver