Identificarse Registrar

Identificarse

Estoy en el ruedo,
escucho los gritos y la algarabía
de todos aquellos que gozan y ríen
a costa de la ira mía.

Comienza la función, a la provocación
y la diversión se da ante las miradas
de los que se regocijan con este dolor,
dolor revestido de bravura.

Estoy en el centro, esperando al victimario
que saldrá a hacer gala de su envergadura,
su traje de luces, su preparación,
dedicado a esto y con tanto tiempo,
¿quién puede hacerlo mejor?

Y yo, por instinto de conservación,
salgo a dar el frente… ¡sigue la función!
y ésta, la temible… cae en un instante,
derrotada y yerta,
por las estocadas que el campeón le dio,
orejas y cola son su galardón.

Sale el victorioso en hombros y aplausos,
pisando la sangre que se derramó.
Se acaba la fiesta… sigue otra función,
pero sin el toro… ¡no hay diversión!

24/junio/2004

Por favor comparta este artículo:
Pin It

 

email

¿Quiere compartir sus eventos, noticias, lanzamientos, concursos?

¿Quiere publicitar sus escritos?

¿Tiene sugerencias?

¡Escríbanos!

O envíe su mensaje por Facebook.

Lo más leído

Están en línea

Hay 197 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver