Identificarse Registrar

Identificarse

Aquellas tardes de verano,
de sudor y silencios,
de canto de cigarras,
de miradas infinitas.

Aquellas tardes de brisa.
de horizontes azules,
de aguas cristalinas,
y sabor salado.

Aquellas tardes de dicha,
de sosiego y risas,
de olas y barcos, perseguidos
por gaviotas bulliciosas.

Aquellas tardes de verano,
tardes calurosas del recuerdo,
quedaron para siempre en mi memoria.
Por favor comparta este artículo:
Pin It

Grupos

Lo más leído

Están en línea

Hay 356 invitados y un miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver