Los juegos olvidados (2)

Ir a Los juegos olvidados (1) Una cosa eran los juguetes y otra los juegos. Estos últimos eran de dos clases: los juegos de patio y los juegos de salón. Los primeros los aprendía uno en la escuela y los repetía en el tiempo libre con los amigos; otros eran inventados por nosotros de acuerdo con la película que proyectaba el cura párroco contra la pared de la casa cural. No he nombrado a las niñas porque ellas formaban un núcleo aparte con sus muñecas de trapo y sus actividades femeninas. Los juegos de salón eran (algunos se conservan inalterables en el tiempo) diversiones inofensivas para distraerse en familia (la TV no era parte de la familia como ahora)...

Leer más: Los juegos olvidados (2)

Los juegos olvidados (1)

Dicen que cuando uno se acerca a la vejez o ya llega a viejo (a pesar de que digan que la edad se lleva en el corazón), los recuerdos de los tiempos idos son cada vez más constantes y, claro, las comparaciones mentales se dan en forma automática. Cuando uno ve a los muchachos actuales jugando, o los escucha comentar sobre los juguetes que les ha dado la tecnología,  siente toda la carga de los años y las evocaciones lo llevan al pasado (no tan...

Leer más: Los juegos olvidados (1)

Crónica de un descubrimiento salvador(*)

A mediados del siglo XIX, aún en las clínicas de París, Londres y Berlín una de cada tres o cuatro parturientas sufrían la fiebre puerperal. Para la respetable Escuela Superior de Medicina de Viena, haber alcanzado incidencia tan alta era verdaderamente vergonzoso. Por ello la clínica de parturientas se convirtió en el lunar de la Escuela. [[Ignaz Philipp Semmelweis]], médico alemán nacido en Hungría llegó como...

Leer más: Crónica de un descubrimiento salvador(*)

Historias de robles (2): El mosco ganador

Historias de robles: La apuesta secreta No había pasado mucho tiempo desde que había finalizado la Segunda Guerra Mundial y Colombia estaba próxima a entrar en uno de los períodos más violentos de su historia. Mientras, en el apacible y frío pueblo de Carolina del Príncipe, enclavado en las montañas antioqueñas del país, en esa chicha calma que presagia una gran tormenta, sus pobladores se aburrían de la...

Leer más: Historias de robles (2): El mosco ganador

Espanto veneciano

Al Maestro, Francisco A. Ruiz-Caballero Ad evidentiam itaque dicendorum, sciendum est quod istius operis non est simplex sensus, immo dici potest polysemos, hoc est plurium sensuum; nam primus sensus est qui habetur per literam, alius est qui habetur per significata per literam. La Divina Commedia. Dante Alighieri. 1472, Foligno, Perugia, Italia. El último Dogo ha muerto, la República anegada lo llora sin una lágrima. En la madrugada siguiente solo su...

Leer más: Espanto veneciano

Historias de robles: La apuesta secreta

Prólogo El apellido Carvajal es de origen leonés, del siglo X y significa "lugar o bosque de carvajos", procedente de la palabra "carvajo" que significa roble. En América no está claro quiénes fueron los primeros Carvajal que llegaron, pero seguramente no fueron de alto linaje sino más bien lo contrario, como la gran mayoría de conquistadores y colonizadores ibéricos de aquellos oscuros tiempos. Pero ciertamente...

Leer más: Historias de robles: La apuesta secreta

Una misa negra

"HAY OTROS MUNDOS PERO ESTÁN EN ESTE"Una cosa es imaginar como suceden las cosas y otra estar de cuerpo presente. En diversos sitios, con diferentes personas y diversas oportunidades manifesté mi curiosidad y mi deseo por asistir a ese ritual llamado MISA NEGRA. Dios o el demonio escucharon mis palabras y me dieron la oportunidad de asistir y estar inmerso en uno de estos ritos demoniacos dentro del culto del señor Satán. En uno de los...

Leer más: Una misa negra

Los internados pedagógicos

Quiero recalcar que todos los conceptos, vivencias, anécdotas y demás, que aparecen en este artículo, se vieron, oyeron o vivieron en Colombia pero, como lo dije en “La letra con sangre entra”, pueden ser, también, el reflejo de lo ocurrido en otros países. De igual manera son testimonios de personas que vivieron la experiencia pedagógica que a muchos jóvenes les parecerá un invento. Una cosa era la educación...

Leer más: Los internados pedagógicos

La letra con sangre entra

Érase una vez… la educación en la mayoría de países del Tercer mundo… podría ser el comienzo de una historia increíble para la mayoría de personas menores de treinta y cinco o cuarenta años. Ellos crecieron convencidos de que los adelantos tecnológicos que encontraron desde el Jardín Infantil, o Kínder si lo prefieren, siempre estuvieron allí. Este artículo está dirigido a...

Leer más: La letra con sangre entra