26 Km.

Hace pocos días estaba revisando mis cartas y encontré una de mi amigo Tonga, no sé dónde estará él ahora, es una carta de hace como cinco años, y no está con otras cartas de la época, está con otras más viejas, que ya se están poniendo amarillas y se las están comiendo las polillas, recuerdo que la puse ahí aunque fuese 5 años más nueva, por lo que significaba para mi, era enviada desde Holanda, desde Sittard decía el sello de la oficina postal, eso me alegró desde que la recibí, aun mas cuando ví quien la enviaba y que se acordó de la ciudad donde tantas cosas viví, recuerdo que fui a...

Leer más: 26 Km.

La Cafetera

Las cinco de la tarde con ese sol pegostoso y sopotocientos olores se desprenden del sudor de tanta gente. El señor de las chucherías ofrece un anillo de oro, escondido entre dos pepitos. Un gesto con la cabeza pero el hombre insiste me lo pone en la cara de vaina no me lo trago y termino por comprarle dos pepitos para que me deje tranquilo. Están aguaos vencíos hace un mes pero yo no llamo al tipo porque va a seguir con el cuento del anillo. Yo ya estoy...

Leer más: La Cafetera

La última parada (Memorias de un reloj)

PROLOGONací el 9 de Septiembre de 1947. Bueno, en realidad, había nacido unas semanas antes, en una fría y lejana fábrica de Suiza, pero siempre he considerado que el día que me instalaron en esta estación fue mi real fecha de nacimiento. Ah, se me olvidaba. Soy un reloj. Un magnífico reloj Longines con doble esfera, y desde hace cincuenta años estoy aquí, sujeto por una fuerte abrazadera de hierro forjado a una pared de ladrillo...

Leer más: La última parada (Memorias de un reloj)

Tobey

-¿Está seguro que no lo ha visto, es mi hijo?-el hombre de la gorra roja volvio a sonreir era la cuarta vez que decia "mi hijo".-no, no lo he visto--seguro, que no lo ha visto-dijo con tono de voz angustiado-No, estoy seguro, seguro que no lo he visto hoy- dijo mirandola a los ojos.Si que parecia realmente angustiada penso el hombre de la gorra roja al ver aquella mujer. Tenia el rostro palido y la ausencia de maquillaje la hacia parecer aun mas, sus ojos...

Leer más: Tobey

El Mustio

Para todos fue una eternidad pero en tiempo real habian sido tan solo unos segundos. Las paredes se cuartearon como papel al principio de todo, ante la atonita mirada de todos; el suelo comenzo a moverse como si fuera a destruirse y se los fuera a tragar, todo comenzo a caer, y a derrumbarse. Era como si la tierra estuviera gritando.Algunos empezaron a sujetarse de lo que encontraban a la vista, mesas, sillas, incluso se sujetaban unos a otros freneticamente, y otros simplemente estaban...

Leer más: El Mustio

El noveno dia del mes de agosto del ...

10:50 amPudo sentirlo en su vientre, pateaba con fuerza, sonrió al palpar su redondo vientre. Estaba en su ultimo mes de embarazo, un embarazo que había sido muy difícil.Lo palpaba con amor, con movimientos suaves, como si al hacerlo no tocara su vientre sino a el. En momentos como ese cuando se sentía tan feliz, tan llena de amor hacia el, trataba evitar pensar que al principio no lo deseaba, pero no era así sentía un remordimiento cada vez que...

Leer más: El noveno dia del mes de agosto del ...

La carta del más allá

La tierra oculta mas el feretro, dos grandes lagrimas que no he podido contener rodan por mi barbilla y caen en la tierra, de aquel lugubre cementerio, en aquella fria mañana, el cuerpo de ella ha quedado sepultado por una parte de tierra, y para esto vivimos para que un dia un automovil nos atropelle despues de haber arrancado al ver la luz verde, no es justo., quiero gritar, preguntar el porque, pero no digo nada, me tiendo de rodillas, y lloro, me deshago, pero no desahogo rabia, ni...

Leer más: La carta del más allá

El Rayito

Esta es la historia de cualquier andante, puede ser mi historia o tal vez la tuya,¡ qué más da!, eso no es importante...; esta es la historia sobre la verdad y la mentira, es la historia de la vida y la muerte, es la historia de luchadores y perdedores, es la historia de dos mentes, del bien y del mal; es la historia de dos destinos diferentes y un único final para ambos....    Despertó a la vida una oscura mañana estival, las malas...

Leer más: El Rayito

Los ojos del alma

El aire que se respiraba aquella mañana se había enrarecido; la calima, la agotadora calima estival había dejado paso a los colores dorados del otoño... apenas, en unas horas, o tal vez, en un espacio de tiempo superior a las emociones que viajan incansablemente a nuestro lado. En el cielo se difuminaban sin haberse difuminado los colores del otoño; mil estallidos de magia se percibían en aquella fresca mañana otoñal y aún los...

Leer más: Los ojos del alma