Identificarse Registrar

Identificarse

‌ Y que decir de esa enigmática y, fascinante historia del oeste, para los que como yo, tenemos algún tipo de atracción por aquella época. que nos lleva a pensar en un mundo hostil y rudo, y, a la vez maravilloso y, entretenido. Esta historia que en un momento leerán, o mejor, "vivirán" es el fruto de fragmentos de pequeñas historias que han ido caminando de voz, en voz. desde aquella época tan lejana y, árida. Cimentada por algunos escritos muy viejos, como actas de ayuntamientos y, libros que hacen referencia a esa época.  

                        ¡Como sé!     

 

  que su imaginación es mucho más brillante y recursiva que la mía; con una breve descripción, cabalgarán por este territorio montañoso y estéril, donde un arma te da respeto y, dos armas, te convierten en vaquero.

Cada paso deja una huella entre el polvo y en la memoria.

 

Shane palpa en su pantalón y, no había nada, palpo en el bolsillo de su pecho y, sacó uno, de los dos cigarros mexicanos que tanto le gustan. Lo encendió. Y dejo escapar una bocanada de humo acre que desapareció con la rapidez del viento. sus pasos eran lentos y polvorientos. Todo lo que había en su desarreglada - mente, eran chicas de burlesque, levantando sus largas faldas, dejando ver sus pantorrillas sujetadas por botines de cuero, al compás de un piano de cola desafinado. La noche ilumina la cantina: (clap-glapson), con ganas de un whisky doble, o mejor triple, Para un vaquero duro. Shane avanza entre la tarde, tocando la noche. un cuervo lanza un graznido desde el techo de la iglesia, hasta ese lugar vacío, sin almas, sin nada. solo sus ojos brillantes pueden ver lo que no esta. las personas se arrinconan atrás de las ventanas, detrás de las puertas, tras los bebederos. expectantes, aún desenlace que conocen el final; más no la victoria. La gorra confederada de Travis aquerson cae por las escaleras, hasta la tierra amarilla. Este mira a Shane con ojos desorbitados, sin poder huir. una lesión en su pierna derecha lo dejó inmóvil. El disparo de un apache le destrozó la rodilla. Aunque su vida ya estaba destrozada. Shane se acerca, sintiendo el olor de su miedo y, recoje la gorra sacudiendola. Asiente con un movimiento ligero, entregándola.

 -- ¡vete yá! El infierno está por comenzar.-- 

comentá Shane con voz tranquila. 

Por un instante todo queda en silencio. Solo la manecilla del (reloj en la iglesia) gira dos veces más. Se oyen seis disparos, que retumban en el pueblo como el rugido de la tierra en acomodo. Shane cae tendido como un bulto de maíz seco. El cigarro en su boca sigue sostenido y humeante, como una locomotora en arribo. su labio tiene ese gesto de hombre malo, hasta en los peores momentos. El cuervo vuela despavorido por los estruendos, grazniendo, con un solo movimiento de sus alas brillantes, perdiéndose en el desierto de ramas y hojas secas. Las botas de gleyd Dobson siguen en movimiento con el ruido metálico de su rueda dentada, hasta encontrar el cuerpo de Shane.

 ¡Te lo dije, bastardo republicano!

 Pronuncia gleyd Dobson desplomando su gran cuerpo a un lado, como tres bultos de maiz seco. El polvo se esparce en el aire como la niebla, en una noche fría.

Shane abre los ojos de manera rapida, movido por el estruendo en la tierra, toma el cigarro con su mano derecha, aspirando su veneno con todas sus fuerzas, como si fuese su última inhalación antes de despedirse de este mundo. Observa el cielo. El humo se confunde con las nubes.

- ¡ Wow, mierda, estuvo cerca ! -

Grita Shane revisando su cuerpo, sacudiéndose como perro mojado, e incorporándose en su figura desgarbada y bandida. recoje el sombrero polvoriento con un agujero en el centro, que aún huele a polvora. Lo sacude en su muslo. Shane se agacha frente a gleyd Dobson, que tiene la mirada fija, hacia la nada. Cómo un muñeco de pasta, inerte. Dos balazos impactaron a gleyd Dobson. Uno en el pecho y, otro en su ombligo. Que reventó su cordón de plata.

-- ¡Te respeto mi amigo, y sé que ya no necesitas ésto! --

Habla Shane con voz tranquila tomando el arma «colt» de gleyd Dobson. Es su trofeo. La gente empieza a salir como ratas de madriguera. «El morbo los seduce» como un suculento estofado de ternera. Shane Sigue caminando, enderezando su cuerpo, que va a la taberna el: (borracho agujereado), abrió de un solo golpe las compuertas batientes y, yá estaba allí, por segunda vez, todo quedó en silencio y el tiempo se detuvo por unos segundos. Hasta el whisky quedo en el aire, Todos los asistentes miraron a Shane con asombro. Y éste con una mirada rápida de noventa grados exclamó.

 -- ¡A celebrar! -- 

El whisky sigue fluyendo en las copas, la música sigue sonando desafinado, los jugadores siguen haciendo trampa. Shane toma una silla del bar y, con un gesto de dedos, lláma el cantinero.

 -- ¡Algo fuerte! -- gruñe Shane.

¿Un whisky? Señor.

-- ¡Fuerte! --

Un whisky doble?

-- ¡Más fuerte! --

-- Señor, ayer nos llegó un pedido de las entrañas de «Vernon dry», me dicen que es muy, muy, muy, muy fuertee, se llama, hummmmm, se ll.....--

-- ¿como?-- 

-- un momento. -- el cantinero va hasta la barra y vuelve enseguida. («quema culo»).--

-- Trae la botella....--

 Shane hace un gruñido y, el cantinero sale despavorido tropezando con algunas mesas.

-- La botella señor shhhh.....--

-- vete -- 

pronuncia Shane, abriendo la botella. el contenido líquido cambia de colores: azul brillante, fucsia, marrón. Y el olor es como el hierro, al momento de fundirse. Un vaso se llena del contenido, los tonos se ven más vivos y entrelazados al servirse. Con un doblez de codo, toma toda la copa y, sus ojos se abren como los de Travis aquerson hasta eructar un fuego muy fuerte.

 ¡WOwww, Quema culo!

 Pronuncia Shane, con un rugido ardiente en su boca. Luego se tira un pedo haciendo vibrar las cananas. Un pedo fuerte y, rudo como él. Una pequeña bomba atómica entre el culo, sin consecuencias mortales. Ya era suficiente con la muerte de gleyd Dobson. Toma otro trago y, el fuego se vuelve más soportable. Las puertas batientes se abren de un solo golpe y son atravesadas por una figura pesada, en realidad muy, muy pesada y, grita: 

-- «derrim Brown shane» --

 y el lugar queda en silencio por tercera vez, solo una tecla atascada en el piano, se acomoda dejando salir una nota destemplada.

 -- ¿Madre que haces aquí?-- Pregunta Shane sin mirar su rostro acomodando el sombrero agujereado.

-- Y así saludas a tu madre? Por qué mejor no me asesinas como a Dobson, o como a los hermanos « bin » --

 Shane gruñe, frotándose la frente. sirve un trago de «quema culo» para bajar la tensión. Las palabras siguen saltando de la boca gruesa de Nataly Brown como escorpiones a los oídos de Shane. Trent racklif rasca sus testículos encima del pantalón y saca de su cintura un cuchillo de hoja afiliada, lo aprieta con fuerza caminando hacia Shane. Y éste con un movimiento limpio desenvainá su gran pistola calibre 45 , reventando de dos disparos la mano de Trent racklif, por debajo de su brazo izquierdo. Este ya no sería más Trent racklif, sino “Trent el mocho” . Trent grita, callendo en el piso, revolcándose en su sangre. Cómo una babosa con sal.

-- ¡respeta por favor, mi madre habla! --

Gruñe Shane a “Trent el mocho”.  

 -- ¡Lo ves todos me quieren matar! --

-- ¡de pequeño eras tan diferente! Querías ser como tu padre.--

-- ¡no sigas por favor! --

-- todos lo amaban.--

Shane arrastra su mano derecha por su cara imperfecta. Luego toca las cananas.

-- ¡ya basta madre, te lo advierto! -- Grita Shane de un solo rujido.

-- «dinky el payaso». Ese era tu padre. Mataba a la gente de risa. ¡ En cambio tú !........--

Shane desenfunda su calibre 45 y, gruñe: 

-- no me importa quien eres, tampoco lo que escribes. Si continúas haciéndolo, Te pondré a bailar en una pata, a balazos.--

-- ¡me amenazas! eres muy osado al hacerlo.--

-- oye, recuerda, soy shane tengo las pelotas de hierro.-- levanta su calibre 45 hacia el cielo y monta el gatillo.

Fin.

 

 

 

Por favor comparta este artículo:
Pin It

 

email

¿Quiere compartir sus eventos, noticias, lanzamientos, concursos?

¿Quiere publicitar sus escritos?

¿Tiene sugerencias?

¡Escríbanos!

O envíe su mensaje por Facebook.

Están en línea

Hay 304 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver