Identificarse Registrar

Identificarse

Cuentan que Alfarote fue siempre un gran soñador. A su viejo peñero lo hacía llamar “Yate Cristina” y a la negra Rosa, su mujer, la colmaba de perendengues y le decía amorosamente, “mi peluche”.

Una noche enlunada un plateado cardumen envolvió el peñero de Alfarote y comentan en el puerto que hay quien lo ha visto navegando entre azules de mar y cielo rumbo a la Osa Mayor.

Por favor comparta este artículo:
Pin It

Bienvenido a la comunidad de escritores, poetas y artistas del mundo.

 

Aquí podrá darse a conocer, conocer a otros, leer, disfrutar, compartir, aprender, educarse, educar, soñar y vivir el mundo de fantasía que hay en todo artista.

 

¿Quién sabe? ¡A lo mejor también es uno!

Están en línea

Hay 370 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver