Identificarse Registrar

Identificarse

Dos señores a media noche se entraron a una casa,

Con mañita y sin permiso, sacaron unas cositas;

Pendejadas de valor que los dejó bien contentos.

 

Sin que los dueños lo sepan, estos alcanzan la calle.

Mientras comparten trofeos, les caen algunos otros,

Cuatro motos y ocho hombres, cierran el paso a este par.

 

Comienza la matutina y todo es oscuridad;

Pero estos ocho avispados se apropiaron del botín

Que a ninguno le ha costado pero que tuvo este fin.

Por favor comparta este artículo:
Pin It

Bienvenido a la comunidad de escritores, poetas y artistas del mundo.

 

Aquí podrá darse a conocer, conocer a otros, leer, disfrutar, compartir, aprender, educarse, educar, soñar y vivir el mundo de fantasía que hay en todo artista.

 

¿Quién sabe? ¡A lo mejor también es uno!

Están en línea

Hay 202 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver