Identificarse Registrar

Identificarse

La última estrella se pierde entre las nubes brumosas que se adivinan más negras que la noche.

Un viento fresco y frío me recorre el rostro, lo siento como una escalofriante caricia venida quien sabe de donde.

No quiero pensar, no quiero pensarte.

No quiero dejar de mirar el negro cielo ausente de luz.

Las gotas caen, poco a poco; los minutos pasan, las gotas caen liberadas, en torrente.

Sigo incólume, batallando contra mi yo que quiere ir a buscarte, tomar tu mano nuevamente, dejar el frio y sentir tu calor.

Le digo que ya no estás, que ahora eres un fantasma del pasado, que no existirá mas aquella mirada, esa sonrisa, ese idilio cómplice. Le digo que te fuiste pero no entiende.

Estoy en la tormenta, en el frío de una noche de diluvio, azotado.

Sin embargo mis ojos queman, mi cuerpo arde por dentro y tu rostro dormido, tu rostro que ha huido del mundo, cubre mi conciencia.

Quisiera volver a tus brazos, dejar la lluvia, dejar el viento, dejar el frío, volver a ti...

Mas la lluvia, la oscuridad, el frío y la tormenta se han adueñado de mi.

Soy invierno.

Mi primavera ha partido y sé que mi tiempo aun es presente.

Cuanto tiempo ha pasado, la lluvia ha cesado, no me he movido.

Estoy empapado de lluvia, de frío, de tus recuerdos.

Tal vez me quede aquí, sin moverme, tal vez así vuelva a ti y descanse otra vez y para siempre en tu regazo.

Por favor comparta este artículo:
Pin It

Bienvenido a la comunidad de escritores, poetas y artistas del mundo.

 

Aquí podrá darse a conocer, conocer a otros, leer, disfrutar, compartir, aprender, educarse, educar, soñar y vivir el mundo de fantasía que hay en todo artista.

 

¿Quién sabe? ¡A lo mejor también es uno!

Están en línea

Hay 313 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver