Identificarse Registrar

Identificarse

Déjame Oh Mago!
describir la batalla que libras
con la oscuridad de la noche,
con la luz del día o con la penumbra.

Déjame Oh Mago!
descubrir tus eternos secretos
aprender de tu inmensa sabiduría
ser el pequeño aprendiz de toda tu vida.

Déjame Oh Mago!
entrar en tu cueva para admirar tu poder
solo para observarlo un poco
y poner sentir la grandeza que quisiera tener.

Déjame Oh Mago!
participar de tu oculto universo
que escondes a los ojos mortales
para no causar ya peores males.

No me mires así Mago
que así como he conocido tu guarida
también he conocido tus secretos
especialmente el mas oculto.

Te enfadas conmigo, Mago?
he tenido yo la culpa de tu insensatez?
he tenido yo la culpa de tu delirio?
ahora ya sabes que no eres tan grande.

Solo eres un mortal, Mago
aunque hayas robado tanto tiempo al Tiempo
aunque las eras hayan corrido sobre tus hombros
como agua sobre piedra.

Si! Mago
el arroyo se acaba
el agua ha de dejar de correr
y debo llevarme tu alma.

Pero te agradezco, Mago
porque en tu locura liberaste mis cadenas,
soy dueño otra vez del mundo
y sus miserias son otra vez mi alegría.

Si! Mago,
derrúmbate ahora!, muerde el polvo!
he vuelto...
y el mundo es mío de nuevo...

 

2.-

El Mago ha dejado su lugar al dueño de la gran mentira..., se dejó sorprender en el lugar de poder que él ocupaba y de pronto sus fuerzas se hicieron nada cuando éste llegó y lo dejó hecho girones en el aire.

El Mago vaga ahora buscando cada trozo de si mismo, buscando entre el aire y la tierra, el fuego y el agüa, ya no tiene paz por que él mismo casi ya no existe.

De pronto ve al dueño de la gran mentira regocijarse mientras hace girones a aquellos magos que antes solo lo habían servido a él.

Todos caen, destrozados en sus propias bajezas, abatidos por el mismo miedo que les había servido de escudo. Todos.

Excepto La Gran Hechicera, que lo mira desde su trono de luz, donde el viento de su valor trae el calor que los otros magos no habían conocido. Ellos habían buscado sólo el poder. Como ahora lo hacía el dueño de la gran mentira.

Pero el poder de ella era ella misma y ahora así se lo decía, al otro, al que pretendía sojuzgar su luz y cohartar su poder. No..., el no la destruiría como con los otros magos, la sojuzgaría, la tendría encerrada en una jaula para verla apagarse en su propia pasión, para verla consumirse en su mismo fuego. El la tendría para si.

El dueño de la gran mentira sería el dueño de la gran luz. Esa era la lucha que ahora el mago presenciaba.

Y La Gran Hechicera, levantándose de su trono, encaraba a la fría presencia mirándola de frente y enfrentando su poder, ese poder que ella sabía podía carcomerla pero que lucharía por vencer. Como lo hacía ahora...

"¿Quieres verme extenuada? Rendida a tus miserias y bajezas?
No logrará tu yugo doblegar mi fe ni mi esperanza.
No lograrás que sucumba en la cómoda monotonía de la resignación.
Soy arquitecto de consuelos desangrando mis propios sueños.
Heme aquí! ...de pie, desafiante...
El desengaño me ha herido,
la ingratitud me arroja a mi propio abismo,
la soledad me persigue entre las sombras
con un racimo de congojas que me pesa y me flagela.
Pero aún así no verás mi espíritu deshecho
aunque me acose el tedio de la corriente diaria en donde se proyecta mi propio ocaso.
Hoy soy la actriz suicida de mi espejo empañado...
Mientras mi alma llora, no desfigurarás de mi rostro la sonrisa.
En este mundo he aprendido a reir con llanto y a llorar con carcajadas..
Hipocresía?....No ! Orgullo de vivir o morir con la frente en alto.
Alzo los puños con un grito al cielo y doblo mis rodillas cansadas...
y, en torno a mi, sigue la impía calma de este misterio que llaman vida,
y en la tierra yace la flor de mi alma como esperando la carne mía....
Rutina, tedio, aversión, indiferencia, depresión, angustia...
¡enfermedad del alma!.Ya no puedes herir ni defenderte.
Aún puedo desafiar tu orgullo vano sin que logres infundirme miedo.
No nací para doblegarme facilmente y presentaré batalla ante tu cobarde tiranía.
¿ Me deseas muerta?. ¿ Te has ensañado en destruirme?
Pues aquí estoy, presentando mi pecho abierto de par en par.
No he de recluirme dentro de una coraza de pavura.
Me aferraré a la vida aunque mi carne despojes en jirones.
Y si aún, la muerte al fin tomara mis despojos, no has de ser tú quien sepulte mi hidalguía y mi honor .!"

La luz la envolvió...., era deamasiado fuerte.

El dueño de la mentira sintió que esa fuerza era aun mayor que su poder y sin demostrar el pavor que lo inundó sacó la fuerza que le había robado a los demas magos y solo pudo decir:

"No enfrentes tu destino
estas condenada a entregarte a mi
y vivir para ti la vida que yo he escogido
que yo quiero.
Tu universo es mío
tu alma y tu vida
y eso Tú!!!!
no vas a poder cambiar.

Y hoy te dejo para que lo pienses
y hagas lo que Debes hacer
volveré por tí muy pronto
y vendras conmigo
por que es mi deseo
O también serás destuida..."

Y dejándola sola se fue, pero no sin antes reunir lo último que le quedaba de fuerza para colocar una cadena alrededor del pecho de ella y apretarla para que la sofoque.

El mago vió desde su antinatural mundo, que aquello casi destruye al dueño de la gran mentira. Aunque fue solo un instante..., o tal vez solo una vaga impresión.

Después se alejó y el mago se quedó a ver a La gran Hechicera que respiraba triste con aquel frío peso que la oprimía....

Ir a segunda entrega

Por favor comparta este artículo:
Pin It

Bienvenido a la comunidad de escritores, poetas y artistas del mundo.

 

Aquí podrá darse a conocer, conocer a otros, leer, disfrutar, compartir, aprender, educarse, educar, soñar y vivir el mundo de fantasía que hay en todo artista.

 

¿Quién sabe? ¡A lo mejor también es uno!

Están en línea

Hay 258 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver