Identificarse Registrar

Identificarse

Desde siempre, muchas personas están convencidas de que, “año nuevo vida nueva”, pero no cambian sus costumbres ni su modo de pensar y actuar si no que se atienen a supersticiones y agüeros que han pasado de generación en generación y a mí me parecen graciosos unos y muy ingenuos otros.

  1. LAS PAPAS: se cogen tres papas y una se deja con la cáscara, otra a medio pelar y la otra pelada; se arrojan debajo de la cama y sin mirar se atrapa la primera que se toca y el bolsillo estará vacío si se cogió la papa pelada, a medias si toca la medio pelada y abundancia si en suerte se cogió la completa.
  2. CALZONES AMARILLOS. Usar ropa interior amarilla el 31 traerá buena suerte para el año que empieza el primero de enero, en este caso para 2024. Hasta hace poco sólo las mujeres se ponían calzones amarillos, pero ahora los hombres crédulos usan pantaloncillos de ese color.
  3. SALIR CON MALETAS Y DAR VUELTA A LA MANZANA. Suponen que con esta acción el año siguiente será de muchos viajes.
  4. LAS 12 UVAS A LA MEDIANOCHE. Lo mismo que las otras creencias, se trata de atraer la fortuna y la salud, en sendos platos se sirve una docena de uvas para cada miembro presente que serán consumidas al filo de la media noche.
  5. QUEMAR UN AÑO VIEJO. Este es un muñeco que se viste con ropas que ya no se usan y se rellena de pólvora, al filo de la media noche se le prende fuego y al quemarse se anulan todas las energías negativas; esto último está prohibido hace años y en algunas regiones lo siguen haciendo. Hace unos días en un pueblo de la costa un indigente vio que el año viejo estaba bien vestido y le quitó la ropa, se la puso él y siguió su camino muy contento.

Sé que hay más creencias y quise destacar solamente las más comunes. Cada uno es libre de hacer lo que mejor le parezca y sentir que al realizar alguna acción eso le traerá suerte y prosperidad, pues que así sea.

Quiero aclarar que no creo en agüeros y tengo una vida tranquila y próspera con altibajos como le ocurre a todos los seres humanos.  Hace ocho meses perdimos a un hijo y no creo que un agüero o creencia de año nuevo lo hubiera salvado, dicen los creyentes que lo que tiene que suceder sucede. Con mi esposa pasamos el 31 en calma, cenamos antes de la media noche y dormimos tranquilos

A TODOS MIS LECTORES LES DESEO FELIZ NAVIDAD Y UN AÑO NUEVO PRÓSPERO Y CON SALUD.

Edgar Tarazona Angel

Por favor comparta este artículo:
Pin It

 

email

¿Quiere compartir sus eventos, noticias, lanzamientos, concursos?

¿Quiere publicitar sus escritos?

¿Tiene sugerencias?

¡Escríbanos!

O envíe su mensaje por Facebook.

Están en línea

Hay 445 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver