Identificarse Registrar

Identificarse

Con cariño para el espíritu de Namid
(Tú sabes....)

Se abrieron un día las corolas blanquecinas
del áspero jazmín de aquel jardín muy olvidado,
tratando  de alcanzar el primer rayo de la luz
que el astro lanzaría en otro día demorado.

Se abrieron un día las pupilas cristalinas
del rustico mirar de aquel cacique enajenado,
tratando de tocar la fantasmal aparición
de nubes que avanzaban sobre un mar desordenado.

Surcaron en las olas las maderas incrustadas
hurgando en horizontes como intruso terco y raro,
abriendo las heridas de los pueblos que tranquilos
vivían sin saber que su verdugo había llegado.

Volaron por los cielos las saetas afiladas
llevando en su trayecto los rencores de sus amos.
El fuego y el acero respondieron con bravura,
formando un desconcierto de guerreros mutilados.

Y cada atardecer se enrojeció la tierra virgen
tragando inmensidades de atropellos y de sangre.
Gimieron los testigos de la injusta sumisión
que transformo su imperio, sus creencias y su arte.

Si hoy andas en silencio por los Andes, por las pampas
y escuchas los océanos que bañan sus gargantas,
te inundan los quejidos de naciones inocentes
que aun mueren con sus selvas, sus glaciares, sus montanas.

Por favor comparta este artículo:
Pin It

Bienvenido a la comunidad de escritores, poetas y artistas del mundo.

 

Aquí podrá darse a conocer, conocer a otros, leer, disfrutar, compartir, aprender, educarse, educar, soñar y vivir el mundo de fantasía que hay en todo artista.

 

¿Quién sabe? ¡A lo mejor también es uno!

Están en línea

Hay 234 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver