Identificarse Registrar

Identificarse

Índice del artículo

            A Dios
            A  mi papá, a Silvino, a Miguel y a José Luis
            Al amor y a la falta de él
            A  los zapatos ortopédicos, a los lentes, a las balanzas
            A  la crueldad inconsciente
            A  la soledad
            A la vida que se respira sin darse cuenta
            Y a la muerte que busco sin poder evitarlo.
            Rompería estas cadenas
            que atan mi vida al recuerdo
            Y en libertad
            alzaría el vuelo sobre el tiempo
 
Olvidaría el pasado que en mi existe como presente
ese que alimenta mi muerte
que confunde mis sentidos         y me convierte
en un ser divido                        ya  casi perdido
en algún lugar de tanta falta
en algún lugar de tanta espera
                                                            y de no tener ya qué esperar
sino la suerte de que un día
deje de vivir por  sólo respirar
 
Olvidaría el pasado que en mi existe como hambre
de amores perdidos para siempre
de encontrar en la gente una chispa de humanidad
de retroceder en el tiempo y borrar la crueldad
de recuperar las confianzas perdidas
De rescatar a los espejos
esos que reflejan lo que se toca
y también  lo que es,  sin estar
 
Mi mente esta nublada, mis ojos cegados
Mi corazón está en algún lugar atrás
Quiero escapar  de mi mano de verdugo
De los huesos que toco y no siento
De lo que pesa mi propia lástima en la balanza
Quiero escapar del miedo y la soledad
Quiero escapar de este día sin sentido
Pero mi mente está nublada y mis ojos cegados y mi corazón en algún lugar atrás
 
Sí, rompería estas cadenas
que atan mi vida
y  aniquilan mis sueños
que determinan mis días
                                                y lo que pienso
                                                                           y lo que siento
Que me hacen morir cada mañana
en la despedida a la que no llegué
En el cuento de hadas que me creí
En las tragedias que Tú permites
En las pérdidas absurdas
En el engaño y el desengaño
En la falsedad que oculta el amor
En sucio que no puedo limpiar
En las sombras que me hablaron  en la noche
En los vasos de agua y los platos vacíos
 
Pero
ya ves,
ya no tengo fuerza en el alma  para poder romperlas
y el dolor tan sordo se ha vuelto parte de mí
Tal vez son lo único que tengo
y por eso las tengo
tal vez tengan sentido
tal vez tenga  que ser así pero...
 
Dios!
Acuérdate hoy
que sigo aquí!
 

30 de Septiembre de 1994

 

Grupos

Están en línea

Hay 241 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver