Identificarse Registrar

Identificarse

¡Oh celos del delirio eterno
vuelve al nido desolado donde resides¡
Me envenenan celos malignos,
porque tengo celos
de los labios que lo besan
los brazos que lo cobijan,
de las manos que lo acarician
de sus  sueños que te vean
que te hablen que te miren.

Quiero robarte solo para mi
y que nada te roce
porque tengo envidia
hasta del aire que te acaricia
de tus pensamientos
tu silencio
de tu recuerdo
de una antigua pasión
de los versos que escribes
de tu  balada preferida,
me siento morir de celos
si con otra estas...

Por favor comparta este artículo:
Pin It

 

email

¿Quiere compartir sus eventos, noticias, lanzamientos, concursos?

¿Quiere publicitar sus escritos?

¿Tiene sugerencias?

¡Escríbanos!

O envíe su mensaje por Facebook.

Lo más leído

Están en línea

Hay 326 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver