Identificarse Registrar

Identificarse

En el Silente aposento de un amigo leal, un perro fiel halla su amor, sin cesar. Ojos tiernos, mirada sin igual, compañero eterno, en la dicha y el pesar.

Su cola, un péndulo de pura alegría, late al ritmo del corazón que guía. Sin juicio, sin miedo, sin melancolía, el perro ama con pura Valentía.

En cada huella, en cada abrazo leal, en cada ladrido, en cada arrullo especial, se anida el amor, eterno y cabal, que el perro regala, sin pedir igual.

A Través del tiempo, su fidelidad se ensancha, en su amor, no hay sombra, ni mancha. El perro es el eco de la más pura esperanza, que en su mirar, la dicha siempre alcanza.

Por favor comparta este artículo:
Pin It

Grupos

Abierto
7 Usuarios
Aprobación
5 Usuarios

Lo más leído

Están en línea

Hay 221 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver