Identificarse Registrar

Identificarse

El frío acero que reprimía mi alma se ha fundido,
la insensibilidad, el conformismo y el miedo
huyen aterrorizados ante mi irreverencia.
Mi espíritu está ahora sediento de libertad,
se deshidrata sin ella y por eso la implora,
debo darle lo que pide antes de que se evapore,
debo complacerlo o se tornará árida mi existencia.

A partir de hoy nadie pensará por mí.
Corregirán mis errores
¡Pero nunca corregirán lo que soy!
¡Yo escogeré el modo de vivir cada día!
¡Yo decidiré que hacer mientras esté en la tierra!
¡Y haré realidad sólo mis sueños
Porque nadie escribirá mi historia a su antojo!

Sólo me aferraré a quien nunca tendrá fin,
sólo ante Dios doblaré mis rodillas,
sólo a Él obedeceré.
Pues vivir es como recitar un poema único
¿Y quien sabrá si lo hago bien
Si no aquel que lo ha escrito?

Sólo me preocuparé por defender como fiera
lo único que me quedará cuando abandone este cuerpo.
Mi alma es mi única pertenencia
y si se encuentra libre ya tengo mucho.

Por favor comparta este artículo:
Pin It

 

email

¿Quiere compartir sus eventos, noticias, lanzamientos, concursos?

¿Quiere publicitar sus escritos?

¿Tiene sugerencias?

¡Escríbanos!

O envíe su mensaje por Facebook.

Están en línea

Hay 248 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver